abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Gofres caseros

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Para niños
Gofres caseros
Media
41-50
301-500
Gofres caseros
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Huevos (2 uds.)
  • Leche (175 ml.)
  • Levadura en polvo (10 gr.)
  • Harina (105 gr.)
  • Sal (1 gr.)
  • Mantequilla (60 gr.)
  • Azúcar (20 gr.)
  • Frutos rojos (frambuesas, arándanos, u otras, para acompañar)
  • Mermelada (de fresa o frambuesa, para acompañar)
  • Huevos (3 uds.)
  • Leche (350 ml.)
  • Levadura en polvo (20 gr.)
  • Harina (210 gr.)
  • Sal (2 gr.)
  • Mantequilla (120 gr.)
  • Azúcar (40 gr.)
  • Frutos rojos (frambuesas, arándanos, u otras, para acompañar)
  • Mermelada (de fresa o frambuesa, para acompañar)
  • Huevos (5 uds.)
  • Leche (525 ml.)
  • Levadura en polvo (30 gr.)
  • Harina (315 gr.)
  • Sal (3 gr.)
  • Mantequilla (180 gr.)
  • Azúcar (60 gr.)
  • Frutos rojos (frambuesas, arándanos, u otras, para acompañar)
  • Mermelada (de fresa o frambuesa, para acompañar)
Elaboración

Hacer gofres caseros… ¡un sueño hecho realidad! Aunque has de tener en cuenta que para que te queden unos gofres caseros perfectos tienes que disponer de una gofrera (es la única forma de que queden esos cuadraditos tan característicos). Después podrás acompañarlos con lo que más te guste, hay una opción para cada persona y ocasión: para los amantes del chocolate, con helado en verano, con cualquier sirope que te apetezca, con fruta…

Paso 1: 

Separa las claras de las yemas con cuidado. 

Paso 2: 

En un bol mezcla la harina, la sal, la levadura en polvo y el azúcar blanca (puedes usar también azúcar glas, pero con el azúcar normal la textura será crujiente y tus gofres quedarán más dorados).

Paso 3: 

Trabaja con la mantequilla en punto de pomada (es decir, que esté bien blandita y que sea manejable, así se integrará mucho mejor con el resto de ingredientes). En un cuenco o bol bate las yemas con la mantequilla hasta que queden muy bien mezcladas. Si tienes batidora, echa mano de ella. 

Paso 4: 

Ve añadiendo la mezcla de harina poco a poco, y ve removiendo. Intercala con la leche (un poco de harina, un poco de leche…). 

Paso 5: 

Bate las claras a punto de nieve con unas varillas o robot y echa a la mezcla. Remueve con suavidad para no romper demasiado la textura de las claras montadas. La masa de los gofres caseros debe quedar lisa y homogénea. Deja reposar al menos 30 minutos. 

Paso 6: 

Unta con una nuez de mantequilla las placas de la gofrera. Ponla a punto hasta que esté caliente y echa la masa sobre las placas. Sigue las instrucciones del fabricante con el tiempo recomendado. Con 5 o 6 minutos será suficiente. 

Presentación: 

Comer los gofres caseros recién hechos es toda una delicia. Acompaña con un sirope de fresa y frambuesas y arándanos frescos. También puedes poner una bola de helado o nata. Y si lo tuyo es el chocolate prueba mil combinaciones (chocolate y nata, chocolate y plátano, con helado…). 

Curiosidad: 

El origen de este dulce que triunfa en todo el mundo está relacionado con estadounidenses y holandeses, aunque esto de cocer masa entre dos placas de metal es algo que ya hacían los griegos en la antigüedad. En torno al 1700 en Amsterdam esta receta era conocida como ‘wafel’, de donde proviene la acepción inglesa ‘waffle’. Pero fue un belga, Maurice Vermersch, en 1960 quien puso de moda acompañar esta masa cocinada con todo tipo de ingredientes dulces. E incluso el gofre tiene su propia día mundial, ¡el 25 de marzo!.

Sugerencia: 

La mantequilla es un ingrediente fundamental en la elaboración de gofres caseros. Nosotros hemos usado la mantequilla DIA con el punto exacto de materia grasa. Es estupenda para la elaboración de salsas, repostería y bollería.