Gulas con huevo frito
Receta de: Huevos y patatas
Plato: Aperitivos y tapas
Cocina: Tradicional
+Fácil
< 20
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Gulas (150 gr)
  • Ajo (1)
  • Aceite de oliva
  • Guindilla
  • Champiñón (100 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cayena
  • Huevos (2)
  • Champiñón (100 gr)
  • Gulas (250 gr)
  • Ajo (3)
  • Aceite de oliva
  • Guindilla
  • Champiñón (200 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cayena
  • Huevos (4)
  • Champiñón (200 gr )
  • Gulas (400 gr)
  • Ajo (5 )
  • Aceite de oliva
  • Guindilla
  • Champiñón (300 gr )
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cayena
  • Huevos (6 )
  • Champiñón (300 gr)
Elaboración

No podrás resistirte a una receta tan sencilla de elaborar y, al mismo tiempo, tan sabrosa. Estas gulas con huevo frito son la mejor opción para una comida rápida y reconfortante sin tener que renunciar a la famosa puntillita que se puede conseguir con un huevo frito bien hecho. 

Las gulas son un producto fácil de conseguir porque en nuestra tiendas las encontrarás refrigeradas y congeladas en cualquier estación del año. No olvides saltearlas con ajo y un poco de guindilla para que el picante marque más todavía el sabor tan inconfundible de este plato de gulas con huevo frito

Paso 1 Picamos los champiñones en láminas bien finitas y los reservamos

Paso 2 Pelamos y laminamos los ajos bien finos. En una sartén con un buen chorro de aceite salteamos los ajos con la guindilla, la cantidad dependerá mucho de lo que nos guste el picante. Antes de que empiecen a dorarse añadimos los champiñones

Paso 3  Cuando los champiñones  empiecen a coger color, incorporamos las gulas y bajamos a fuego lento. Salpimentamos.

Paso 4 Removemos el conjunto suave y lentamente durante unos 7-8 minutos para que se integren todos los sabores y las setas se terminen de saltear. Rectificamos de sal si hace falta

Paso 5 Mientras se terminan de saltear las gulas y setas podemos ir friendo los huevos para acompañar nuestro plato. Si los preparamos a la plancha, el plato además de rico será recién hecho, acompañado de un huevo por comensal, y con pan tostado. Freír huevos puede parecer lo más fácil del mundo pero, como todo, tiene su truco porque si lo que queremos es conseguir sacar la famosa "puntilla", habrá que aprender a echar aceite hirviendo encima de la clara, sin llegar a tocar la yema para que no se cocine. 

Paso 6 Sirve tus gulas con huevo frito con una tosta de pan para poder mojarla en la yema de huevo