Helado de mango
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Helado de mango
Media
41-50
Helado de mango
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Con la receta de hoy, prepararemos un helado de mango delicioso y realmente fácil de hacer. Su textura es suave y cremosa, y su sabor inolvidable. Realmente bueno. Cortamos y preparamos el mango en trocitos pequeños. Mezclamos el mango junto con media taza de azúcar. Lo guardamos, tapamos y lo dejamos marinar en el frigorífico durante toda la noche. Al día siguiente, en una cacerola a fuego lento, cocinamos los trozos de mango con el almíbar de azúcar que se ha formado durante la marinación. Cocinamos durante unos 5 minutos, y luego lo retiraremos y dejamos que se enfríe. Cuando esté bien frío, ponemos la mezcla del puré de mango y el almíbar de azúcar en una licuadora o procesador de alimentos, a lo que tenemos que añadir el zumo de limón y procesar nuevamente en la licuadora. Cuando este hecho una mezcla homogénea y fina, lo cubrimos y enfriamos en la nevera por una hora. Por otro lado ponemos la nata y la leche a hervir y lo dejamos enfriar. Juntamos el puré de mango ya enfriado, la otra media taza de azúcar, y el extracto de vainilla. Lo mezclamos todo bien y lo ponemos a congelar en una heladera (máquina de hacer helados), si la tuviéramos, de acuerdo con la instrucciones del fabricante, si no fuera el caso, lo metemos en el congelador y lo dejamos durante unas horas, sacándolo cada hora y media del mismo para darle unas vueltas evitando así la formación de cristales de hielo y que nos quede de una textura más cremosa. Este proceso lo repetiríamos unas 3 veces. Antes de servir, os recomiendo que saquéis el helado de mango y lo dejéis durante un rato en la nevera, por ejemplo el tiempo que dura la comida antes de tomar el postre, para que así quede más suave. Trucos y Consejos: Cualquier helado gana mucho si se les presenta en una copa y se le adornan con algunas cosillas por encima. A mí me encantan las virutillas de chocolate. Si encima preparas con otro poco de mango y un poco de azúcar un puré que viertes por encima, entonces ya sí que conviertes a este helado en algo sublime. Al ser el mango una fruta tropical, puede añadirle unos trocitos de coco tostado que le va estupendamente.