Helado de pistacho y yogur
Receta de: Postres y dulces
Plato: Plato frío, Postre
Cocina: Moderna, Ocasiones especiales, Para niños
Helado de pistacho y yogur
Media
50 >
301-500
Helado de pistacho y yogur
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Nata para montar (150 ml. )
  • Yogur (griego, 75 gr. )
  • Leche (1 cucharada)
  • Miel (1 cucharada y media)
  • Pistachos (pelados, sin sal, 40 gr. )
  • Esencia aroma de vainilla (unas gotas)
  • Colorante alimentario (verde, 1 gota)
  • Azúcar (75 gr. )
  • Agua (1 cucharada y media)
  • Pistachos (pelados sin sal, 25 gr. )
  • Nata para montar (300 ml. )
  • Yogur (griego, 150 gr. )
  • Leche (2 cucharadas)
  • Miel (3 cucharadas)
  • Pistachos (pelados, sin sal, 75 gr. )
  • Esencia aroma de vainilla (1 cucharita)
  • Colorante alimentario (verde, un par de gotas)
  • Azúcar (150 gr. )
  • Agua (3 cucharadas)
  • Pistachos (pelados sin sal, 50 gr. )
  • Nata para montar (450 ml. )
  • Yogur (griego, 225 gr. )
  • Leche (3 cucharadas)
  • Miel (4 cucharadas y media)
  • Pistachos (pelados, sin sal, 120 gr. )
  • Esencia aroma de vainilla (1 cucharita y media)
  • Colorante alimentario (verde, un par de gotas)
  • Azúcar (225 gr. )
  • Agua (4 cucharadas y media)
  • Pistachos (pelados sin sal, 75 gr. )
Elaboración

Si tienes niños en tu familia, y se enteran de que el helado no solo se compra en las tiendas, sino que también se puede preparar en casa, ¡será tu perdición! Pero si te gusta la cocina, será una perdición que te encantará poner en práctica. Con la cremosidad del yogur y con el crujiente del pistacho, hemos creado una combinación que esperamos que sea la reina de tus celebraciones este verano ¡Un sencillo helado de pistacho y yogur casero!

Paso 1:

Muele los pistachos pelados sin sal en una picadora o robot de cocina. Deben de quedar bien molidos, porque posteriormente conseguirás darle textura al helado con un crujiente que prepararemos después. Ahora buscamos darle un sabor muy casero y auténtico.

Paso 2:

Pon en un cuenco grande el yogur, la nata para montar, la leche, la miel, la vainilla, el colorante y los pistachos molidos. Mezcla bien y remueve con una espátula o cuchara y bate con una batidora de varillas durante un par de minutos para que la mezcla monte un poco.

Paso 3:

Mete tu mezcla en el frigorífico hasta que esté bien fría y después ponla en la heladera hasta que esté mantecado. ¡Tranquilo si no tienes heladera! No es imprescindible para hacer helados. Es una buena opción que te ahorrará tiempo, pero si no tienes, solo tendrás que poner tu mezcla en un recipiente en el congelador y dejarlo un par de horas hasta que los bordes empiecen a helarse. Entonces sácalo y bátelo con un tenedor para que no quede cristalizado. Para conseguir cremosidad tendrás que volver a meterlo y repetir la operación dos o tres veces más.

Paso 4:

Para hacer el crocanti, pon en un cazo el azúcar y el agua, mézclalo muy bien y llévalo a ebullición sin remover más. Déjalo cocer de 6 a 10 minutos hasta que dore, pero si que se queme. Aparta del fuego y añade los pistachos. Después, remueve y vierte la mezcla sobre un papel de horno, procurando que quede en una capa fina. Deja enfriar y, cuando ya esté muy firme, trocea con la ayuda de un mortero hasta que queden pequeños trocitos, pero no molido.

Presentación:

Sírvelo tu helado de pistacho y yogur en copas de helado y espolvorea crocanti de pistacho justo antes de disfrutar de un bocado típico de verano, pero que apetece cualquier día del año. Además de ser un postre que te vendrá muy bien para ocasiones especiales también será tu aliado para acompañar otras elaboraciones como bizcochos o brownies.  

Truco:

Puedes aromatizar aún más tu helado casero con unas gotitas de esencia de almendra, una opción muy recomendable. Además si has oído hablar del azúcar invertido, ten en cuenta que es una buena opción en todo lo que tiene que ver con heladería. Se trata de un almíbar que hace que nuestra repostería esté más tierna por más tiempo, o que los helados sean mucho más cremosos. Está presente en alimentos como la miel o el jarabe de arce (de hecho, pueden ser buenos sustitutos…). Aunque se suele comprar ya hecho, el azúcar invertido también puedes prepararlo de forma casera con gasificantes de repostería.  

Sugerencia:

Helado de nueces, de almendras…. De lo que imagines. Pero que siempre sea con la amplia gama de frutos secos marca DIA, seleccionados de los mejores proveedores.