abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Judías verdes rehogadas con tomate

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Guarnición, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Tradicional
Judías verdes rehogadas con tomate
Fácil
20-30
0-150
Judías verdes rehogadas con tomate
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Judías verdes (400 gr)
  • Tomates cherry (250 gr)
  • Ajo (2 dientes)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Albahaca
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Judías verdes (800 gr)
  • Tomates cherry (500 gr)
  • Ajo (4 dientes)
  • Cebolla (1 ud)
  • Albahaca
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Judías verdes (1 kg 200 gr)
  • Tomates cherry (750 gr)
  • Ajo (6 dientes)
  • Cebolla (1 y 1/2 uds)
  • Albahaca
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Rápidas, asequibles, saludables, sabrosas y veganas: ¡estas judías verdes rehogadas con tomate lo tienen todo! Como guarnición o como plato único, es una receta de pocos ingredientes con resultados muy beneficiosos para tu mesa y también para tu salud.

Paso 1:

Lava concienzudamente las judías verdes y sécalas por completo. Con ayuda de una puntilla afilada, retírales los extremos y las hebras gruesas que pueda tener en los laterales. Córtalas en pedazos de cinco o seis centímetros. 

Paso 2:

Prepara una olla con agua y ponla al fuego hasta que hierva. Cuando el agua alcance el punto de ebullición, añade una cucharadita de sal y las judías. Deja que se cocinen durante diez minutos; luego escúrrelas y resérvalas (el agua que has usado para cocer las judías puedes conservarla para una sopa o cualquier preparación que requiera caldo).

Paso 3:

Pela y pica en brunoise (es decir, en daditos muy pequeños) el ajo. Pela la cebolla, pártela por la mitad y apoya la parte plana en la tabla para cortarla también en brunoise con comodidad.

Paso 4:

Lava los tomates cherry, sécalos y córtalos por la mitad.

Paso 5:

Pon al fuego una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente, echa los ajos y espera a que se doren ligeramente pero sin pasarse, porque pueden amargar. Añade a continuación la cebolla y saltéala hasta que se ponga transparente. Cuando esté listo este sofrito de ajo y cebolla, echa los tomates cherry, baja el fuego y rehógalos hasta que empiecen a deshacerse.

Paso 6:

Agrega las judías a la sartén y cocínalas durante cinco minutos junto al resto de los ingredientes. Cuando pase ese tiempo, pon a punto de sal y retira la sartén del fuego.

Presentación:

Sirve tus judías verdes rehogadas con tomate recién hechas o déjalas reposar de un día para otro: ¡es una receta excelente para fiambrera! Cuando las vayas a consumir, sazónalas con un poco de pimienta negra recién molida y decora con hojas de albahaca fresca que armonizarán a la perfección con el sabor del tomate.

Sugerencia:

Si quieres un broche redondo para tus judías verdes rehogadas con tomate, no utilices sal durante toda la elaboración y sazónalas al presentarlas con las escamas de sal marina de la línea Delicious de DIA. La manera más elegante de dar sabor a tus platos.