Lechón a la parrilla
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Tradicional
Lechón a la parrilla
Alta
50 >
€€€
Lechón a la parrilla
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Como todas las Nocheviejas, mi abuela nos deleitará con un delicioso lechón al horno que cocina con muchísimo amor y tiento. Esta receta, dice ella, es antiquísima y no recuerda de quien proviene, solo recuerda que siendo ella pequeña, ya lo comía. Os digo como hacerlo y a disfrutar esta Nochevieja de un rico lechón al horno. El lechón debe ser lavado cuidadosamente, debajo de un grifo de agua corriente. Colocado sobre una mesa o mesada, de espaldas, debe ser frotado con limón. Esto le quita por un lado el olor fuerte al lechón y le da un aroma muy rico. En una jarro, preparas salmuera, con agua hirviendo para que se disuelva bien la sal; Con ayuda de una cucharita vas colocando el agua salada en el lechón. En los cuartos delanteros y traseros, al igual que en la cabeza, con un cuchillo de punta, tratas de llegar a las articulaciones, y con la cucharita le vas introduciendo el agua salada. Colocas el lechón boca abajo en la bandeja de horno. Lo introducimos en el horno precalentado a temperatura media. Irás verificando poco a poco el estado del lechón para ver si hay que añadirle agua. Yo a las 2 horas, lo tapo con papel de aluminio. Déjalo en el horno hasta que esté perfectamente hecho. Suele tardar sobre unas 4 horas porque se hace con poco fuego, pero os aseguro que queda delicioso. Como lo cocinamos sin adobo, lo mejor es preparar unas salsas que lo acompañen: mezcla tomillo, orégano, morrón, cebolla de verdeo, cebolla, ajo, perejil, sal, pimienta, más una emulsión de aceite y vinagre. Untar la carne en esta salsa es delicioso. Servir e lechón troceado, con ensaladas. ¡Que aproveche!