Magdalenas caseras tradicionales
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ligera, Tradicional
Magdalenas caseras tradicionales
Fácil
41-50
151-300
Magdalenas caseras tradicionales
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (100 gr.)
  • Huevos (2)
  • Azúcar (75 gr.)
  • Leche (25 ml)
  • Aceite de girasol (50 ml.)
  • Levadura en polvo (4 gr.)
  • Harina (200 gr.)
  • Huevos (3)
  • Azúcar (150 gr.)
  • Leche (50 ml.)
  • Aceite de girasol (100 ml.)
  • Levadura en polvo (8 gr.)
  • Harina (300 gr.)
  • Huevos (5)
  • Azúcar (225 gr.)
  • Leche (75 ml.)
  • Aceite de girasol (150 ml.)
  • Levadura en polvo (12 gr.)
Elaboración

Estas magdalenas caseras tradicionales te harán viajar en el tiempo hasta los mejores momentos de la infancia... con esos desayunos que sabían a cocina casera, a bizcochos y magdalenas recién horneados, a tradición. ¡No te las pierdas!

Paso 1:

En un bol amplio, casca los huevos e incorpora el azúcar. Bate con la ayuda de unas varillas, o del robot de cocina o batidora eléctrica, si dispones de esta ayuda hasta obtener una mezcla espumosa y blanquecina. Intenta que los huevos estén a temperatura ambiente, con sacarlos de nevera media horita antes, es más que suficiente.

Paso 2:

Ahora incorpora, poco a poco y sin dejar de batir y remover, tanto la leche como el aceite.

Paso 3:

Sigue batiendo para evitar que la mezcla se baje y esté bien aireada.

Paso 4:

Vamos ahora con los ingredientes secos. Aparte, en otro bol amplio, tamiza la harina junto con la levadura en polvo. Tamizar significa pasar la harina por un colador de trama fina, cedazo o tamiz. De esta forma se consigue que la harina quede mucho más aireada y suelta, menos apelmazada. Gracias a este paso, muy habitual en repostería, conseguirás que tus magdalenas caseras tradicionales queden mucho más esponjosas.

Paso 5:

Ve incorporando poco a poco los ingredientes sólidos a los húmedos, con cuidado y lentamente. Al mismo tiempo que los vas añadiendo, ve removiendo para que la mezcla quede homogénea y bien mezclada.

Paso 6:

Deja reposar la masa de tus magdalenas caseras tradicionales en la nevera con el bol bien cubierto por plástico film o un paño de cocina limpio durante, al menos, una hora.

Paso 7:

Pasado este tiempo, saca la masa del frigorífico y remueve enérgicamente unas varillas o una lengua de silicona. Llena los moldes de magdalenas con la masa hasta tres cuartos de su capacidad.

Paso 8:

Para logar la pequeña costra de azúcar en la superficie de tus magdalenas caseras tradicionales, solo tienes que añadir una pizquita de azúcar blanca granulada.

Paso 9:

Mete en el horno, que ya debe estar caliente a 200°C y hornea durante 18 o 20 minutos aproximadamente o hasta que veas que han subido y estén ya doraditas.

Presentación:

Deja enfriar tus magdalenas caseras tradicionales sobre una rejilla y sirve sobre una bandita bandeja o en una cesta de mimbre. ¡Deliciosas para desayunar, merendera… o a cualquier hora del día!

Alternativa:

Si quieres dar un toque diferente de sabor a tus magdalenas, añade a la masa un poco de canela molida o bien ralladura de limón. Sea como sea, apuesta por los productos DIA, como el aceite o el azúcar, que dan un resultado extraordinario en recetas como ésta.