abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Magdalenas de chocolate blanco

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Magdalenas de chocolate blanco
Fácil
41-50
Magdalenas de chocolate blanco
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Una forma deliciosa de comer bizcocho es haciendo magdalenas, además de ser una buena forma de controlar la cantidad que comes, si eres capaz de parar de hacerlo, claro está. Una receta estupenda es esta de magdalenas de chocolate blanco, una auténtica delicia. Comenzamos poniendo a calentar el horno a 160º. Ahora preparamos la masa mezclando en un cuenco la harina, la levadura, la sal y tamizamos. Fundimos el chocolate blanco en el microondas, siguiendo las instrucciones del interior. En otro cuenco batiremos la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina. Añadimos los huevos, de uno en uno para que su integración se haga de una forma más fácil, y seguimos batiendo. Lo siguiente será añadir la leche, la vainilla y el chocolate, y volvemos a batir hasta que se haga una mezcla homogénea. Entonces añadimos la mezcla de harina poco a poco y batimos a velocidad lenta hasta que esté completamente incorporada. Lo batimos otro medio minuto a velocidad alta y este serie el momento en el que agregaríamos el colorante en el caso de que quisiéramos que nuestras magdalenas de chocolate blanco fueran de color. Colocamos las cápsulas en la bandeja de hornear y las rellenamos hasta las 3/4 partes de su capacidad, ya que al hincharse la masa mientras se está cociendo en el horno, podría salirse y así lo evitaríamos. Cocemos las magdalenas entre 20 y 22 minutos. Pasado ese tiempo las sacamos del horno y las dejamos 5 minutos reposar. Después las pasamos a una rejilla y dejar enfriar totalmente. Podéis comer estas magdalenas de chocolate blanco directamente, así, aunque si las queréis presentar como postre, acompañarlas con un puré de fresas, por ejemplo, una bola de helado del sabor que prefiráis y un poco de chocolate blanco líquido regando toda la superficie.