abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Magdalenas francesas

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Internacional, Ocasiones especiales, Para llevar, Para niños, Tradicional
Magdalenas francesas
Fácil
31-40
301-500
Magdalenas francesas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Leche (30 ml.)
  • Huevos (63 gr.)
  • Azúcar (88 gr.)
  • Aceite de oliva (suave,95 ml)
  • Harina (105 gr.)
  • Levadura en polvo (3,5 gr.)
  • Canela molida (una pizca)
  • Limón (la ralladura de medio)
  • Sal (una pizca)
  • Leche (60 ml.)
  • Huevos (125 gr.)
  • Azúcar (175 gr.)
  • Aceite de oliva (suave, 190 ml.)
  • Harina (210 gr.)
  • Levadura en polvo (7 gr.)
  • Canela molida (una pizca)
  • Limón (la ralladura de 1 ud.)
  • Sal (una pizca)
  • Leche (90 ml.)
  • Huevos (188 gr.)
  • Azúcar (365 gr.)
  • Aceite de oliva (suave, 285 ml.)
  • Harina (315 gr.)
  • Levadura en polvo (9,5 gr.)
  • Canela molida (media cucharilla)
  • Limón (la ralladura de uno y medio)
  • Sal (una pizca)
Elaboración

Los clásicos nunca mueren... y unas magdalenas francesas son un acierto seguro en cualquier momento: para desayunar, para para merendar, de postre después de cenar con un vaso de leche...  Los franceses suelen elaborar sus magdalenas con esta forma tan divertida de concha... un bocado esponjoso y delicioso.

magdalenas francesas

Paso 1:

Ralla la cáscara del limón con cuidado que sacar solo su parte amarilla, que es donde se concentran los aromas y los aceites esenciales del limón... pero nada de parte blanca, ya que es amarga.

Paso 2:

En un bol amplio, casca los huevos y añade el azúcar. Bate enérgicamente los dos ingredientes hasta obtener una mezcla suave y blanquecina y bien aireada. Es muy importante  que todas las herramientas que uses, las varillas, el bol... estén bien limpios y secos, así como que los huevos estén a temperatura ambiente. Esta operación la puedes hacer perfectamente a mano, pero si tienes un robot amasador con función batidora... ¡úsalo! y te evitarás un rato de esfuerzo y ‘ejercicio de brazos’.

Paso 3:

Incorpora la leche poco a poco a la mezcla de huevos y azúcar y sigue batiendo a velocidad lenta, para evitar que el batido se baje en exceso.

Paso 4:

Agrega el aceite con sumo cuidado y poco a poco y sigue batiendo.

Paso 5:

Aparte, mezcla en otro bol la harina con la levadura en polvo y tamízala. Esto significa que la pases por colador de trama fina, un cedazo fino o un tamiz... así conseguirás que esté mucho más aireada, menos apelmazada. Gracias a este paso, obtendrás unas magdalenas francesas mucho más esponjosas y suaves. Incpora también la sal, la canela en polvo y la ralladura de limón.

Paso 6:

Mezcla los ingredientes sólidos al batido de huevos, leche y azúcar, con cuidado y muy lentamente. Remueve para que la mezcla quede homogénea y bien mezclada.

Paso 7:

Cubre la masa con un paño y déjala reposar en la nevera durante una hora como mínimo, aunque no pasa nada si está más tiempo... incluso puedes preparar esta masa y dejarla toda la noche, para hacer tus magdalenas francesas por la mañana.

Paso 8:

Retira la masa de tus magdalenas francesas de la nevera y remuévela enérgicamente con la ayuda de una varillas o de una lengua de silicona.

Llena el molde de magdalenas francesas, con la masa... puedes ayudarte de una cuchara o bien puedes hacerlo con la manga pastelera.

Paso 9:

Hornea tus magdalenas francesas a 210°C durante 15 o 16 minutos aproximadamente... o hasta que las veas bien doraditas y que han subido. Eso sí, evita abrir la puerta del horno, o te arriesgas a que ‘se bajen’.

Presentación:

Una vez que se hayan enfriado sobre una rejilla... desmolda tus magdalenas francesas y colócalas en una bonita cesta... también puedes envolverlas en un bonito papel de estraza o incluso de horno... que ahora está muy de moda. ¡A disfrutar!.

Sugerencia:

A la hora de hacer estas magdalenas francesas, no dudes en emplear un trío de ases para cualquier receta de repostería: Azúcar, leche y harina de trigo marca DIA, dan un resultado extraordinario y obtendrás unas magdalenas francesas tiernas y esponjosas.