Mantequilla casera de varios sabores
Receta de: Salsas
Plato: Plato frío
Cocina: Moderna, Ocasiones especiales, Para niños, Tradicional
Mantequilla casera de varios sabores
Media
20-30
151-300
Mantequilla casera de varios sabores
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Nata para montar (500 ml. )
  • Frambuesas (25 gr. )
  • Azúcar (1 cucharilla)
  • Ajo (medio diente)
  • Aceitunas negras (30 gr, sin hueso)
  • Ajo (medio diente)
  • Albahaca (fresca, 50 gr)
  • Aceite de oliva vírgen (1 cucharilla)
  • Sal (una pizca)
  • Nata para montar (1 litro)
  • Frambuesas (50 gr. )
  • Azúcar (1 cucharada)
  • Ajo (1 diente)
  • Aceitunas negras (60 gr. sin hueso)
  • Ajo (1 diente)
  • Albahaca (fresca, 75 gr. )
  • Aceite de oliva vírgen (1 cucharada)
  • Sal (una pizca)
  • Nata para montar (1 litro y medio)
  • Frambuesas (75 gr. )
  • Azúcar (1 cucharada colmada)
  • Ajo (2 dientes)
  • Aceitunas negras (90 gr. sin hueso)
  • Ajo (2 dientes)
  • Albahaca (fresca, 125 gr. )
  • Aceite de oliva vírgen (1 cucharada colmada)
  • Sal (una pizca)
Elaboración

Hacer mantequilla casera es muy sencillo… tanto que en ocasiones ocurre de forma accidental cuando intentamos hacer otra cosa: montar nata. En efecto, la mantequilla se obtiene cuando se bate mucho la nata… se bate tanto que se separan la grasa del resto de componentes. Lo más importante es que la nata para montar sea de calidad, con un porcentaje de materia grasa elevado, un mínimo del 35%, aunque lo ideal seria un 38% de materia grasa. En esta receta te proponemos hacer fácilmente 3 mantequillas diferentes con sabores: de olivas, de albahaca y ajo, y de frambuesa. 

Paso básico: 

En un bol o cuenco grande, batir enérgicamente con unas varillas (eléctricas a ser posible) la nata muy fría. Primero la nata se montará… pero sigue batiendo hasta observar que la nata se corta. En ese momento apreciarás que su color es ligeramente amarillento y que se ha separado completamente la mantequilla del suero. Cuela el suero y escurre bien la mantequilla. Esta mantequilla ya la puedes utilizar tal cual, o bien aderezada con azúcar (si la quieres dulce) o con sal. También es la base para elaborar mantequillas compuestas como las que te proponemos a continuación.

Para la mantequilla de olivas:

Tras elaborar la base de la mantequilla, deja que se ablande hasta que tenga una consistencia de pomada.  Mientras tanto, pela y retira el corazón del ajo. Pica muy finitos el ajo y las aceitunas negras, previamente bien escurridas de su agua. Remueve la mantequilla hasta que esté muy manejable y agrega el ajo y las aceitunas. Trabaja bien la mezcla para que los elementos queden bien integrados. Envuelve la mantequilla en forma de rulo con plástico film, apriétala bien para evitar que se formen bolsas de aire, y al frigorífico.

Para la mantequilla de albahaca y ajo:

Cuando tengas tu base, pica muy finita la albahaca fresca. Pela el ajo, retírale su corazón y machácalo en el mortero con una pizca de sal. Coloca en un bol la mantequilla en pomada… es decir, cuando no está derretirá, pero sí muy blandita como para poder trabajar con ella. Añade el ajo y la albahaca y el aceite de oliva. Trabaja todo muy bien hasta que la mezcla sea homogénea y estén muy bien integrados todos los elementos.

Mantequilla de frambuesa:

Tritura con la batidora las frambuesas frescas junto con el azúcar. Pasa el puré obtenido a un bol y añade la mantequilla en pomada. Trabaja bien la mezcla con la ayuda de unas varillas o de la espátula, hasta conseguir una mezcla homogénea.

Presentación: 

Si elaboras mantequilla casera de distintos sabores, preséntala en una tabla con diferentes tipos de panes, tanto en un desayuno, como en una merienda. ¡Y a cualquier hora que te apetezca!

Sugerencia: 

Prueba la nata para montar que hemos usado en nuestra elaboración y te aseguramos que no fallarás. Tanto en tus recetas dulces como saladas, prueba la nata DIA y consigue la cremosidad que buscas.