Mantequilla de berros
Receta de: Bebidas y lácteos
Plato:
Cocina: Tradicional
Mantequilla de berros
+Fácil
< 20
301-500
Mantequilla de berros
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Mantequilla (65 gr.)
  • Berros (30 gr.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Mantequilla (130 gr.)
  • Berros (60 gr.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Mantequilla (195 gr.)
  • Berros (90 gr.)
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Se llama mantequilla compuesta a la mantequilla fresca amalgamada con una o varias sustancias picadas o trituradas que le dan sabor. Se trata de un recurso muy empleado en la cocina clásica francesa que se puede tomar como aperitivo untada sobre unas sencillas rebanaditas de pan tostado. También es habitual colocarla encima de una carne o pescado a la plancha, o sobre verdura al vapor... al fundirse encima, aporta un delicioso sabor, además de encanto y calidez al plato. Existen mil y una posibilidades para añadir sabor a una mantequilla compuesta. Especias, hierbas aromáticas, algunas frutas y hortalizas... de todas ellas hoy nos quedamos con una opción riquísima: mantequilla de berros, con el toque de sabor, ligeramente picante, de los berros, y la suavidad y delicadeza de la mantquilla, es una combinación de 10. Es cierto que no conviene abusar... pero tomar una pequeña cantidad de mantequilla de forma ocasional... no hace daño a nadie y resulta delicioso.

mantequilla de berros

Paso 1:

Para hacer nuestra mantequilla de berros, lo primero que debemos hacer es dejar que la mantequilla se ablande a temperatura ambiente hasta alcanzar el punto de pomada, es decir, cuando la mantequilla no está derretida pero sí lo suficientemente blandita como para manejarla de forma maleable y trabajar con ella.

Paso 2:

Una vez que la mantequilla esté a punto de pomada, bate enérgicamente con la ayuda de unas varillas o con ayuda de la batidora de mano hasta obtener una consistencia espumosa.

Paso 3:

Acerca una cacerola con agua al fuego y cuando rompa a hervir, introduce los berros durante apenas 5 segundos. Sácalos inmediatamente y pásalos a un bol con agua y hielo para cortar la cocción. Esto es lo que se denomina blanquear, y sirve para que los berros mantengan su bonito color verde. Escurre y seca ligeramente con la ayuda de un paño limpio o de un papel absorbente de cocina.

Paso 4:

Pica muy menudos los berros. Para que la mantequilla de berros esté rica, deben estar muy muy picados, en trocitos diminutos. También puedes triturarlos con la ayuda de la batidora, aunque así perderán más de su agua y sus jugos... lo ideal es hacerlo a cuchillo aunque también es más trabajoso.

Paso 5:

Mezcla en un bol amplio la mantequilla y los berros y únelo todo  bien, trabajando la mezcla.

Paso 6:

Cuando tu mantequilla de berros esté bien mezclada colócala sobre un cuadrado grande de plástico film y enróllalo dando a la mantequilla forma de rollo, mientras al mismo tiempo vas apretando bien. Al final, retuerce con fuerza los extremos.

mantequilla de berros

Presentación:

Guarda tu mantequilla de berros en la nevera hasta el momento de usar. Puedes ir cogiendo pequeñas porciones u usándola a tu gusto. ¡Es toda una delicia!.

Sugerencia:

A la hora de hacer esta mantequilla de berros no dudes en usar la mantequilla marca DIA que es de una calidad extraordinaria. Y si prefieres hacer tú mismo la mantequilla... solo tendrás que batir nata para montar marca DIA, hasta que se corte, separándose el suero por un lado y la mantequilla por otro.