Mantequilla de cacahuete casera
Receta de: Salsas
Plato: Aperitivos y tapas
Cocina: Internacional, Sin gluten
Mantequilla de cacahuete casera
+Fácil
< 20
+500
Mantequilla de cacahuete casera
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Cacahuetes (125 gr.)
  • Mantequilla (25 gr.)
  • Sal
  • Cacahuetes (250 gr.)
  • Mantequilla (50 gr.)
  • Sal
  • Cacahuetes (375 gr.)
  • Mantequilla (75 gr.)
  • Sal
Elaboración

Crema de cacahuetes o mantequilla de cacahuete casera... un delicia para untar en pan y usar como base de un sándwich, o simplemente para poner encima un poco de mermelada. Seguro que has visto mil y una películas americanas en las que los protagonistas comen mantequilla de cacahuetes. Es una delicia para untar aunque aquí no hay mucha tradición. Por eso, tampoco es fácil encontrarla en los comercios. Sin embargo, hacer tu mantequilla de cacahuete casera es muy sencillo y resulta mucho más saludable. ¡Así que toma nota y no lo dudes!

mantequilla de cacahuete

Paso 1:

Lo ideal para elaborar esta receta es comprar cacahuetes tostados, pero sin pelar. Es la manera perfecta de que tengas sabor a tostado pero sin sal en exceso. No obstante, si los compras ya pelados, tampoco pasa nada. Te ahorrarás el engorroso paso de pelarlos... lo único que tendrás que tener más cuidado, y no añadir sal.

Así, para hacer tu mantequilla de cacahuete casera lo primero que tendrás que hacer es pelar los cacahuetes en el caso de que los hayas comprado enteros. Retírales también la fina capa marrón que los recubre y ve poniendo los cacahuetes en el vaso de la batidora.

Paso 2:

Añade la mantequilla en pomada, es decir, cuando está muy blandita pero no derretida. Ese es el punto óptimo para trabajar con ella, puesto que está maleable.

Paso 3: 

Tritura los cacahuetes junto con la mantequilla hasta obtener una crema de textura homogénea y sin trocitos de cacahuetes.

Paso 4:

Prueba tu mantequilla de cacahuete casera y rectifica de sal si fuera necesario.

Presentación:

Sirve tu mantequilla de cacahuete casera en un bonito o cuenco, junto con un cuchillo para untar. También la puedes colocar en un tarro de cristal, adornado por ejemplo con una cuerda rústica. Eso sí, a la hora de conservar esta mantequilla de cacahuete casera, hazlo en la nevera.

Sugerencia:

A la hora de elaborar esta mantequilla de cacahuete casera no dudes en emplear los cacahuetes tostados y salados de la marca DIA. Se presentan ya pelados y tienen un sabor delicado pero a la vez intenso. ¡Todo un acierto!.

Alternativa:

Si quieres dar a tu mantequilla de cacahuete casera un sabor un poco más intenso. Añade una cucharada de semillas de sésamo al vaso de la batidora antes de triturar todo el conjunto. Aportará un toque diferente de lo más sugerente. ¡Prueba y verás!.