abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Masa para pizza argentina casera

Receta de: Panes y masas
Plato: Plato caliente
Cocina: Tradicional
Masa para pizza argentina casera
Media
Masa para pizza argentina casera
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Que la comida rápida nos gusta a todos, no es ningún descubrimiento, pero que si la cocinamos en casa es mejor que si la consumimos en cualquier restaurante de comida rápida. Yo os voy a contar como elaborar una riquísima masa para pizza argentina casera. Es muy sencilla de elaborar y aunque parezca que no, también es rápida y el resultado es increíble. ¡Me encanta!. Lo primero que haremos será mezclar la harina, la levadura y el azúcar en un cuenco hondo. Tenemos que deshacer bien la levadura, incorporar la mantequilla y el aceite y volver a deshacer bien. A continuación, en un vaso, vamos a disolver la sal y la leche y la tenemos que incorporar a la mezcla. Seguidamente, vamos a formar una masa y continuaremos amasando en la mesa durante al menos un minuto. 4. Tenemos que enharinar la mesa y con un palo y comenzar a estirar el bollo. Lo debemos estirar y doblar la masa al menos 5 veces (intentar no desgarrarla). Luego de la última vuelta, la vamos a llevar a un bol y la vamos a dejar a levar hasta el doble de su tamaño. Una vez lista, la golpearemos contra la mesa para quitarle el gas (matar la masa). Ahora vamos a formar un chorizo y lo cortaremos al medio y armar dos bollos. Pintaremos con aceite las placas y pondremos los bollos cubiertos por papel film a descansar durante 20 minutos. Aprovecharemos para hacer la salsa mezclando todos los ingredientes en frío. Pasados los 20 minutos, untaremos aceite sobre los bollos y los estiraremos sobre las placas cuidando de no romper la masa. Agregaremos una fina capa de salsa y dejaremos subir al doble de su tamaño. Cocinaremos a horno fuerte (220ºC) de 6 a 8 minutos. Finalmente, a nuestra masa para pizza argentina, podemos incorporar cualquier ingrediente para hacer una pizza o congelarla aun tibia, para usar en otro momento. ¡Queda estupenda!