Mejillones al estilo belga o moules frites
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente
Cocina: Internacional, Ocasiones especiales
Mejillones al estilo belga o moules frites
Fácil
31-40
0-150
€€
Mejillones al estilo belga o moules frites
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Mejillones (500 gr.)
  • Apio (1 ramita)
  • Chalotas (2 ud.)
  • Vino blanco (50 ml.)
  • Nata para cocinar (50 ml.)
  • Mantequilla (1 cucharada)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Patatas (250 gr.)
  • Mejillones (1 kg.)
  • Apio (1 ramita)
  • Chalotas (4 ud.)
  • Vino blanco (100 ml.)
  • Nata para cocinar (100 ml.)
  • Mantequilla (1 cucharada)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Patatas (500 gr.)
  • Mejillones (1,5 kg.)
  • Apio (2 ramitas)
  • Chalotas (6 ud.)
  • Vino blanco (150 ml.)
  • Nata para cocinar (150 ml.)
  • Mantequilla (2 cucharadas)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Patatas (750 gr.)
Elaboración

Hoy nos trasladamos a Bélgica con una de sus recetas más famosas, los mejillones al estilo belga o moules frites como se conocen en francés. En Bélgica suelen utilizarse los mejillones pequeños, los que aquí conocemos como de roca, y son muy sabrosos aunque si no los encuentras puedes utilizar cualquier otro. Esta receta será todo un éxito en tu mesa además parte de ese éxito se lo llevarán las patatas fritas que les acompañan.

Paso 1:

Empieza por los mejillones. Si los has comprado frescos límpialos. Con la ayuda d eun cuchillo pequeño quita todas las barbas y cualquier cosa que esté adherida a la concha. Una vez limpios, lávalos con agua fría y reserva. Si los has comprado ya limpios, ya tienes el trabajo más tediosos adelantado... y en un periquete tendrás listos tus mejillones al estilo belga o moules frites.

Paso 2:

Pela y pica las chalotas en daditos pequeños y el apio en láminas finas. Quita las hebras del apio con la ayuda de un pelador para retirar las partes más duras y fibrosas.

Paso 3:

Mientras tanto, en un cazo derrite la mantequilla. Una vez fundida echa un chorrito de aceite de oliva. Cuando haya cogido temperatura pocha las verduras a fuego medio-bajo durante unos diez minutos. Añade una pizca de pimienta.

Paso 4:

Mientras se hace la verdura, ponte con las patatas. Pélalas y córtalas en bastones. Reserva, las cocinarás mientras se estén haciendo los mejillones para que no se te enfríen.

Paso 5:

Pasados los diez minutos echa el vino blanco al cazo. Sube la temperatura del fuego y deja que se evapore el alcohol y que se mantenga el aroma y sabor del vino.

Paso 6:

Una vez que se ha evaporado el alcohol del vino vuelve a bajar la temperatura e incorpora la nata. Deja que rompa a hervir e incorpora los mejillones. Tapa el cazo para que los mejillones se abran antes. Pasados cinco minutos comprueba que están abiertos y retira del fuego. Ya están listos.

Paso 7:

En una sartén fríe a tu gusto las patatas en abundante aceite de oliva bien caliente hasta que estén doraditas. Una vez hechas, saca a un papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

Presentación:

Sirve los mejillones al estilo belga o moules frites en una sartén o cazuela baja bonita puede servirte la que has utilizado para cocinarlos, espolvorea por encima con el perejil fresco picado y acompaña con las patatas fritas.

Truco:

En esta receta es especialmente importante que las patatas fritas estén bien crujientes... así que no te pierdas este truco de cocina: . Te quedarán de vicio.

Sugerencia:

Limpiar los mejillones es, sinceramente, todo un engorro. Si no tienes mucho tiempo para elaborar esta receta de mejillones al estilo belga o moules frites, puedes emplear los mejillones limpios marca DIA... dan un resultado excelente y te saldrá una receta para chuparte los dedos. Garantizado.