Merluza gratinada en calabacín
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Entrantes
Cocina: Tradicional
Merluza gratinada en calabacín
Media
41-50
301-500
€€€
Merluza gratinada en calabacín
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Calabacín (2)
  • Merluza (300 gr)
  • Salsa bechamel (50 ml)
  • Nata para cocinar (2 c/s)
  • Ajo
  • Cebolla (2)
  • Tomates (1)
  • Queso
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Calabacín (4)
  • Merluza (600 gr)
  • Salsa bechamel (100 ml)
  • Nata para cocinar (4 c/s)
  • Ajo
  • Cebolla (3)
  • Tomates (1)
  • Queso
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Calabacín (6)
  • Merluza (900 gr)
  • Salsa bechamel (150 ml)
  • Nata para cocinar (6 c/s)
  • Ajo
  • Cebolla (4)
  • Tomates (1)
  • Queso
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

¿Os acordáis de la receta de ? Pues hoy vamos con otra versión. Esta vez hemos apostado por una merluza gratinada en calabacín. Un entrante apetitoso, nutritivo y un alimento muy completo. La merluza además tiene un montón de propiedades buenísimas para la salud, ya que es rica en Omega 3, en vitaminas y minerales, y además tiene un sabor que combina muy bien con un montón de ingredientes. 

Para preparar esta merluza gratinada en calabacín, tienes que seguir los siguiente pasos: 

Paso 1. Cortamos los calabacines circularmente por la parte superior y reservamos las tapas. Con una cuchara extraemos la pulpa y la picamos. 

Paso 2.  Rehogamos en una sartén el ajo y las cebollas cortadas en daditos. Cuando se doren agregamos el tomate pelado y cortado en dados y la pulpa de los calabacines. Lo rehogamos todo junto unos minutos, removiendo de vez en cuando con una espátula.

Paso 3. En abundante agua hirviendo, sumergimos los vaciados, después los refrescamos con agua fría y los reservamos boca abajo sobre una fuente con papel absorbente para que se escurran. 

Paso 4. Cortamos la en trocitos, salpimentamos, y la salteamos en una sartén con aceite a fuego vivo. Después la mezclamos con las verduras rehogadas y con este preparado rellenamos los calabacines. 

Paso 5. Aligeramos la bechamel con la nata líquida, y cubrimos con ella los calabacines. Esparcimos una cantidad generosa del queso rallado por encima de cada calabacín. 

Paso 6. Gratinamos al horno y listo. Y como c¡onsejo de presentación, se pueden presentar sobre una cama de salsa de tomate casera. 

 

Si te ha gustado esta receta, puede que te interese . 

Y además, en este artículo te contamos cómo hacer para que te salgan los .