Migas manchegas
Receta de: Panes y masas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Migas manchegas
Fácil
20-30
301-500
Migas manchegas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pan (250 gr., del día anterior)
  • Pimentón dulce (1 cucharilla)
  • Orégano (media cucharilla)
  • Canela molida (una pizca)
  • Sal (al gusto)
  • Agua (100 ml.)
  • Ajo (4 dientes)
  • Manteca de cerdo (50 gr.)
  • Uvas (para acompañar)
  • Pan (500 gr., del día anterior)
  • Pimentón dulce (1 cucharada)
  • Orégano (1 cucharilla)
  • Canela molida (media cucharilla)
  • Sal (al gusto)
  • Agua (200 ml.)
  • Ajo (8 dientes)
  • Manteca de cerdo (100 gr.)
  • Uvas (para acompañar)
  • Pan (750 gr., del día anterior)
  • Pimentón dulce (1 cucharada colmada)
  • Orégano (1 cucharada)
  • Canela molida (1 cucharilla)
  • Sal (al gusto)
  • Agua (300 ml.)
  • Ajo (12 dientes)
  • Manteca de cerdo (150 gr.)
  • Uvas (para acompañar)
Elaboración

Antiguamente no se tiraba ni una brizna del pan que sobraba cada día. En la Mancha, era muy habitual que parte de ese pan se rallara y otra parte se picara para hacer migas, las tradicionales migas manchegas. Hoy os traemos esta receta, y la elaboramos al estilo tradicional, tal y como las preparaban nuestras abuelas. Una delicia.

Paso 1:

Lo primero que hay que hacer es picar el pan. Lo ideal es hacerlo una vez que el pan ya está duro... o no podrás hacerlo con facilidad. Se trata de ir cogiendo pequeños pellizcos de pan con la ayuda de un cuchillo y levantándolo. Se irán formando unos trocitos muy pequeñitos,  casi migas, y otros un poco más grandes... lo ideal es que sean como del tamaño de una lenteja... más o menos. Como esta tarea es un poco entretenida y laboriosa, también puedes picar el pan en un robot de cocina o picadora. Si lo haces así, hazlo con cantidades pequeñas cada vez, y triturando despacio a no mucha velocidad... para, comprueba el resultado y sigue si fuera necesario. Si desde un principio trituras a la máxima velocidad corres el riesgo de hacer pan rallado en lugar de migas.

Paso 2:

La noche anterior a la elaboración de estas ricas migas manchegas, dispón las migas ya picadas en una cacerola tan amplia como puedas, para que estén bien repartidas. Incorpora el pimentón dulce, el orégano, la canela molida  y la sal por encima y remueve bien... para que las especias se repartan entre el pan. 

Paso 3:

Inmediatamente después humedece el pan. No se trata de empapar las migas... si lo haces luego costará mucho freírlas y se formar grumos enormes. Se trata simplemente de que el pan se ponga un poco esponjoso, solo un poco húmedo. Un truco para no pasarte es añadir primero una pequeña cantidad de agua, remover bien las migas y el resto de agua ir añadiéndola poco a poco con la ayuda de un pulverizador. ¡Así te aseguras de no pasarte!.

Paso 4:

Ya al día siguiente, pela los ajos. Si son pequeños los puedes dejar tal cual, pero si son más grandes, pártelos a la mitad y retírales el germen, que es el responsable de que el ajo repita.

Paso 5:

Acerca una sartén grande al fuego con la manteca de cerdo (para este plato de migas manchegas sería ideal también emplear un wok). En cuanto tenga temperatura incorpora los ajos y, en cuanto estén doraditos ve echando poco a poco las migas.

Paso 6:

Desde el momento en que incorporas las migas a la sartén es muy importante remover constantemente para que las migas queden sueltas y para que se quemen las de abajo. En apenas unos minutos, unos 10 minutos, las migas estarán listas, aunque el tiempo depende de la amplitud de la sartén y de la cantidad de migas manchegas que estés preparando. Sabrás que las migas están listas cuando ya las veas sequitas y sueltas. En ese momento hay que retirarlas o de lo contrario quedarán ásperas.

Presentación:

Sirve las migas manchegas inmediatamente y acompaña con un bol lleno de uvas bien limpias y lavadas para que cada comensal se sirva a su gusto.

Truco:

Cuanto mejor sea el pan que emplees... mucho mejor saldrá este plato de migas manchegas. Por supuesto, olvídate de esos panes industriales que se compran hoy en día que se hornean en 10 o 15 minutos y que, pasada una hora, ya ni siquiera están tiernos. Lo ideal es emplear un pan de hogaza de pueblo o, en su defecto, un pan blanco, con miga compacta, como el pan de rosca o el pan candeal.

Sugerencia:

No dudes en comprar las especias que necesitas para hacer esta receta de migas manchegas en tu tienda DIA más cercana, como el pimentón dulce y el orégano. Aportarán todos los aromas, matices y color que requiere este plato. ¡Delicioso!.

Alternativa:

Las migas manchegas originales son viudad, es decir, no llevan nada más que los ajitos frititos. Por influencia de las migas extremeñas, ahora es muy habitual añadir también algo de bacón o panceta o de chorizo. Si deseas incorporar alguno de estos ingredientes, hazlo aparte y añádelo a las migas en el último momento. De la misma forma, hoy en día es mucha la gente que sustituye la menteca de cerdo por aceite de oliva virgen extra.

Necesitan humedecerse durante una noche con las especias