Milhojas de sardinillas y pimientos asados
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato frío, Primer plato
Cocina: Ligera, Tradicional
Milhojas de sardinillas y pimientos asados
Fácil
50 >
151-300
Milhojas de sardinillas y pimientos asados
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Sardinillas en conserva (2 latas)
  • Pimiento rojo (asado o para asar, 2)
  • Cebolleta (media)
  • Piñones (media cucharada)
  • Bacón o panceta (25 gr. )
  • Miel (media cucharita)
  • Mostaza (de Dijon, media cucharita)
  • Vinagre de Jerez (al gusto)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Sardinillas en conserva (3 latas)
  • Pimiento rojo (asado o para asar, 3 grandes)
  • Cebolleta (1)
  • Piñones (1 cucharada)
  • Bacón o panceta (50 gr. )
  • Miel (1 cucharita)
  • Mostaza (de Dijon, una cucharita)
  • Vinagre de Jerez (al gusto)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Sardinillas en conserva (5 latas)
  • Pimiento rojo (asado o para asar, 4 grandes)
  • Cebolleta (1 grande o dos pequeñas)
  • Piñones (2 cucharadas)
  • Bacón o panceta (75 gr. )
  • Miel (2 cucharitas)
  • Mostaza (de Dijon, dos cucharitas)
  • Vinagre de Jerez (al gusto)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
Elaboración

Esta es la típica receta que te hace quedar como todo un ‘chef gourmet’ ante amigos y familiares. Sencilla y ligera te apetecerá cualquier día... No esperes más para probar estas milhojas de sardinillas y pimientos asados.

Paso 1:

Si los pimientos que tienes son crudos, primero hay que asarlos. Para ello, lávalos y úntalos con un chorrito generoso de aceite. Échales un poquito de sal. Mételos al horno a 180ºC durante, al menos, una hora. Tienen que quedar bien tiernos y un poco quemaditos. Sácalos del horno con cuidado y tápalos con papel de plata o déjalos en un bol recubierto con plástico o papel film durante unos 10 minutos. Pélalos para extraer la carne. 

Paso 2:

Mientras los tienes en el horno o reposando, aprovecha para preparar una vinagreta que va a la perfección (y que seguro anotarás para otras ocasiones). Pica el bacón en trocitos y saltéalo con un poco de aceite en una sartén hasta que quede doradito. Entonces sácalo del fuego (sin retirar la grasa) y en un pequeño bol mézclalo con la miel y la mostaza. Deja que se enfríe. Cuando lo esté, termínala con un poco de vinagre y aceite al gusto. Comprueba el sabor y añade sal si crees que le hace falta.

Paso 3:

En otra sartén, dora un poquito los piñones (que nos servirán para decorar) con una pizca de aceite. Y por otra parte, corta la cebolleta en juliana, es decir, en tiritas lo más finitas que puedas.

Paso 4:

Cuela las sardinillas para retirar el líquido. Ahora ya tenemos todos los ingredientes para montar el plato. Ayúdate de un molde para emplatar o un cortador. Puedes poner una capa de pimiento, otra de cebolleta y sardinillas. Finalmente aliña a tu gusto con la vinagreta.

Presentación:

El último toque para tus milhojas de sardinillas y pimientos asados lo darán los piñones tostaditos que aportarán textura crujiente. Ten cuidado al desmoldar y dale color con alguna hierba aromática fresca.  

Sugerencia:

Prueba la lata de sardinillas marca DIA con las que hemos elaborado esta receta...disfruta del auténtico sabor a mar. ¡Son perfectas!


En Demos la vuelta encontrarás muchas más y otras opciones de