Mojo verde
Receta de: Salsas
Plato: Aperitivos y tapas, Plato caliente, Plato frío
Cocina: Ligera, Para llevar, Tradicional
Mojo verde
Fácil
< 20
0-150
Mojo verde
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Cilantro (50 gr. )
  • Chile verde (medio)
  • Ajo (2 dientes)
  • Aceite de oliva vírgen extra (100 ml. )
  • Vinagre de vino blanco (2 cucharadas)
  • Comino (media cucharita)
  • Sal
  • Cilantro (100 gr. )
  • Chile verde (1)
  • Ajo (4 dientes)
  • Aceite de oliva vírgen extra (200 ml. )
  • Vinagre de vino blanco (4 cucharadas)
  • Comino (1 cucharita)
  • Sal
  • Cilantro (150 gr. )
  • Chile verde (1 grande o 2 pequeños)
  • Ajo (6 dientes)
  • Aceite de oliva vírgen extra (300 ml. )
  • Vinagre de vino blanco (6 cucharadas)
  • Comino (1 cucharita colmada)
  • Sal
Elaboración

Olor y sabor. Esas son las principales características del mojo verde,  unas  de las salsas que tienen un toque picante y combinan muy bien con carnes y pescados. Sin olvidar, las clásicas papas arrúgas. Porque hablar de mojo es hablar de Canarias, de su gastronomía, y de una receta tan rica y típica…que tienes que animarte ya a preparar. 

Paso 1: 

Lava y seca muy bien el cilantro fresco. Puedes ayudarte de unas hojas de papel de cocina para retirar el agua.

Paso 2: 

Pela el ajo, pártelo por la mitad y retírale su raíz (con ello conseguiremos que sea menor amargo, que no repita…como muy a menudo suele ocurrir). Por otro lado, maja en el mortero estos ajos con un poco de sal, el comino y el chile verde bien picados. Después, ve echando el cilantro por tandas poco a poco, y ve machacándolos después. Hazlo con paciencia y hasta que se te quede una mezcla una tanto pastosa. 

Paso 3:

Una vez obtenida una pasta, ve incorporando poco a poco el resto de ingredientes: primero el vinagre, y después el aceite de oliva en un hilo, removiendo la preparación hasta que la salsa quede bien integrada.

Paso 4: 

Rectifica de sal y deja que salsa repose al menos durante un par de horas en la nevera antes de servirla. Así quedará más sabrosa. 

Presentación: 

Acompaña con esta salsa tus papas arrguás o úsala por ejemplo en barbacoas. Sirve en pequeños boles o salseras cuando se haya atemperado un poco tras sacarla del frigorífico. Y si la acompañas del mojopicón disfrutarás de un plato típico, sencillo y sabroso como pocos. 

Curiosidades: 

Aunque el mojo siempre se relaciona con lo picante (por el chile o la pimienta) realmente no todos lo son. Suele ser una receta que se hereda entre familias, donde cada cual tiene una elaboración peculiar, y si a la hora de hacer un mojo, falta algún ingrediente…¡se improvisa! Quizás de esa improvisación hayan surgido recetas como el mojo de queso, de pimientos verdes o rojos, de tomate…

Sugerencia: 

En todo plato, el aceite es importante,  de hecho, es la base de nuestra dieta mediterránea. Pero cuando hablamos de salsas, el aceite cobra aún mayor importancia. Te aconsejamos que pruebes el aceite de oliva virgen extra marca DIA, porque proviene de aceites seleccionados por su calidad y de los mejores proveedores del país.