abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Mousse de vainilla y melocotón

Receta de: Postres y dulces
Plato: Plato único, Postre
Cocina: Ocasiones especiales, Para niños, Sin gluten
Mousse de vainilla y melocotón
Media
31-40
301-500
Mousse de vainilla y melocotón
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Azúcar (40 gr. )
  • Gelatina (4 gr. )
  • Nata para montar (50 ml)
  • Melocotón en almíbar (lata de 100 gr. )
  • Huevos (2 uds., pequeños)
  • Esencia aroma de vainilla (media cucharilla)
  • Azúcar (75 gr. )
  • Gelatina (7 gr. )
  • Nata para montar (100 ml)
  • Melocotón en almíbar (lata de 200 gr. )
  • Huevos (3 uds.)
  • Esencia aroma de vainilla (1 cucharilla)
  • Azúcar (120 gr. )
  • Gelatina (11 gr. )
  • Nata para montar (150 ml)
  • Melocotón en almíbar (lata de 300 gr. )
  • Huevos (5 uds., pequeños)
  • Esencia aroma de vainilla (1 cucharilla)
Elaboración

¿Tienes algo que celebrar o invitados en casa? Pues te proponemos un postre diferente, ideal para salir de la rutina, muy fresco y con la cantidad ideal de azúcar para no ser nada empalagoso. ¿Hay algo mejor que una mousse de frutas? Sí, una mousse de vainilla y melocotón.

Paso 1: 

Empezamos con los huevos. Primero separa las claras de las yemas y pon en marcha una técnica llamada ‘pâte à bombe’ o ‘masa bomba’. ¿Sabes en qué consiste? Tienes que batir las yemas con el azúcar en un bol (colocado sobre otro bol con agua caliente, es decir, al baño María). Bate hasta que adquieran una textura espumosa. Es importante que el agua del baño no llegue a hervir o estará demasiado caliente y se estropeará la masa. 

Paso 2:

Retira el jugo de los melocotones en almíbar y caliéntalo junto a la esencia de vainilla (hasta que quede templadito) y disuelve en él la gelatina (si es en polvo, también puedes optar por láminas de gelatina, en cuyo antes, antes tendrás que hidratarlas). Cuando esté listo, tritura los melocotones que has reservado y mézclalos con el jugo de nuevo. 

Paso 3: 

Une esta preparación con el batido de yemas y azúcar con movimientos envolventes y suaves. En otro cuenco, bate la nata sin que llegue a montar del todo y añádela a la mezcla también con suavidad. 

Paso 4: 

Sirve tu mousse de vainilla y melocotón directamente en el vaso o plato que lo desees presentar y deja enfriar en la nevera al menos durante 2 horas para que coja consistencia y cuaje.  

Presentación:

Si eliges un bonita copa para presentar este postre, puede ser una opción perfecta para ocasiones especiales. Ya sabes que muchas veces se come con la vista y el ‘envoltorio’ dice mucho. Dale un último toque con un hoja de menta fresca o hierbabuena para decorar e incluso puedes poner sobre el mousse unos trocitos de melocotón (pero cuando ya haya cuajado, o se irán al fondo…). 

Sugerencia: 
El melocotón en almíbar DIA lo encontrarás en cómodos packs individuales, así no tendrás que preocuparte por su conservación. Además están deliciosos y son