Muslitos de pollo con miel
Receta de: Aves, Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Internacional, Tradicional
Muslitos de pollo con miel
Fácil
31-40
301-500
€€
Muslitos de pollo con miel
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pollo (muslitos (500 gr))
  • Miel (1 cucharada)
  • Salsa de soja (2 cucharadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra (1 cucharada)
  • Zumo de limón (1/2 cucharada)
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Pollo (muslitos (1 kg))
  • Miel (2 cucharadas)
  • Salsa de soja (4 cucharadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra (2 cucharadas)
  • Zumo de limón (1 cucharada)
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Pollo (muslitos (1,5 kg))
  • Miel (3 cucharadas)
  • Salsa de soja (6 cucharadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra (3 cucharadas)
  • Zumo de limón (1 y /2 cucharadas)
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal
Elaboración

El pollo tiene infinidad de maneras de prepararse, así que por qué no dejar el clásico pollo asado para otra ocasión y amplías el recetario con estos muslitos de pollo con miel, que si no lo has hecho aún, verás cómo después de probarlo pasará a ser un imprescindible...

Paso 1:

Antes de nada, precalienta el horno a 200ºC.

Paso 2:

En un bol, echa la salsa de soja, el zumo de limón, el aceite de oliva, la miel, pimienta, orégano y sal al gusto. Bate bien para que quede bien ligado.

Paso 3:

Limpia los muslitos y los colocas en una fuente de horno. Reparte por encima la la mezcla que acabamos de preparar.

Paso 4:

Déjajas macerar entre una y dos horas en la nevera. También puedes dejarlo preparado el día anterior y así tendrán un sabor un poco más intenso y estarán más jugosos. Si el líquido no cubre totalmente los muslitos, es conveniente mover todo cuando haya pasado la mitad del tiempo.

Paso 5:

Mételo en el horno y déjalo cocinar entre media hora y 40 minutos; dándole la vuelta a los 20 minutos para que se cocinen igual por ambos lados. Lo ideal es que la parte superior quede bien crujiente pero al mismo tiempo que quede salsa suficiente para que nunca se queden demasiado secas.

Presentación:

Sírve tus muslitos de pollo con miel recién hechos, mientras aún están bien calientes... y no seas demasiado estricto con el protocolo. Uno de los mayores placeres y de lo que hará más divertida aún esta receta radica en comer los muslitos con las manos. Además, para una comida aún más completa y aprovechar la energía del horno, puedes meter una fuente con unas patatas pequeñas, sin pelar, regadas con hilito de aceite, un poco de sal y unas hierbas aromáticas. Una guarnición perfecta.

Sugerencia:

Agrega salsa barbacoa DIA a la mezcla de soja si quieres un toque más intenso y original para estas muslitos de pollo con miel. También puedes añadirla a un lado del plato justo antes de servirlas. Por otro lado, no dudes en emplear las mieles de la nueva línea gourmet de DIA, DELICIOUS. Hay para todos los gustos: miel de azahar, de romero y de eucalipto.

Alternativa:

Esta receta también se puede hacer con alitas... ¡quedarán riquísimos!