Natillas con galleta
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales, Tradicional
Natillas con galleta
Fácil
31-40
301-500
Natillas con galleta
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Leche (250 ml)
  • Huevos (yemas 2 uds)
  • Azúcar (40 gr)
  • Maicena o almidón de maíz (1/2 cucharada)
  • Limón (1/2 ud)
  • Canela en rama (1 rama)
  • Vainilla natural (1/2 vaina)
  • Canela molida
  • Harina (185 gr)
  • Mantequilla (60 gr)
  • Huevos (S 1 ud)
  • Azúcar (75 gr)
  • Levadura en polvo (1/4 cucharadita)
  • Leche (1 cucharada)
  • Leche (500 ml)
  • Huevos (yemas 4 uds)
  • Azúcar (80 gr)
  • Maicena o almidón de maíz (1 cucharada)
  • Limón (1 ud)
  • Canela en rama (1 rama)
  • Vainilla natural (1 vaina)
  • Canela molida
  • Harina (370 gr)
  • Mantequilla (120 gr)
  • Huevos (M 1 ud)
  • Azúcar (150 gr)
  • Levadura en polvo (1/2 cucharadita)
  • Leche (2 cucharadas)
  • Leche (750 ml)
  • Huevos (yemas 6 uds)
  • Azúcar (120 gr)
  • Maicena o almidón de maíz (1 y 1/2 cucharada)
  • Limón (1 y 1/2 ud)
  • Canela en rama (1 rama)
  • Vainilla natural (1 y 1/2 vaina)
  • Canela molida
  • Harina (555 gr)
  • Mantequilla (180 gr)
  • Huevos (S 2 uds)
  • Azúcar (225 gr)
  • Levadura en polvo (3/4 cucharadita)
  • Leche (3 cucharadas)
Elaboración

Si buscas un postre o una merienda tradicional cien por cien casera, estas natillas con galletas son una opción clásica y deliciosa. Requieren de cierto tiempo y planificación, pero el resultado merece la pena con creces.

Paso 1:

Recuerda sacar del frigorífico la mantequilla y los huevos de las galletas una hora antes para asegurarte de que estén a temperatura ambiente a la hora de preparar la masa.

Paso 2:

Bate la mantequilla en pomada junto con el azúcar hasta obtener una crema. Agrega a esta mezcla los huevos uno a uno, cascándolos en una superficie diferente y vertiéndolos en un recipiente antes de añadirlos para comprobar que están en perfectas condiciones. Batir con unas varillas hasta que todo quede perfectamente integrado.

Paso 3:

Tamiza la harina y la levadura haciendo que pasen a través de un colador de malla fina. Agrégalas poco a poco a la mezcla de huevos, mantequilla y azúcar. Trabaja la masa con las manos hasta que todos los ingredientes se incorporen de manera homogénea. Intenta no manipular la masa en exceso. La textura debe ser fina y poco pegajosa: añade un poco de leche si presenta un aspecto granuloso.

Paso 4:

Coloca la masa entre dos capas de papel sulfurizado y extiéndela con el rodillo procurando que alcance un espesor de 4 mm y cuidando de que no rebose por fuera del papel; si esto ocurriera, recoge el exceso de masa y prepara otras dos capas de papel para extenderla.

Paso 5:

Deja reposar las placas de masa en la nevera un mínimo de tres horas, aunque lo ideal sería toda una noche.

Paso 6:

Precalienta el horno a 180°C. Saca la masa del frigorífico y, con ayuda de un molde circular, recorta galletas y colócalas sobre una bandeja de horno forrada de papel sulfurizado. Si quieres decorarlas de alguna manera, éste es el momento: dales un reborde rizado presionando el contorno con un tenedor, puntea su superficie pinchándolas ligeramente también con un tenedor, dibuja o escribe algo usando el pincho de un mondadientes… lo que prefieras.

Paso 7:

Mete la bandeja en el horno y hornéalas durante 7 minutos aproximadamente o hasta que estén tostadas. Sácalas y déjalas enfriar sobre una rejilla.

Paso 8:

A continuación, empieza a hacer las natillas. Coloca un cazo con la leche, un trozo de corteza de limón sin la parte blanca, la canela en rama y la vaina de vainilla abierta al fuego. Calienta hasta que empiece a hervir. Retira del fuego y deja que la leche infusione durante 15 minutos para que se impregne de todos los aromas; finalmente, cuélala.

Paso 9:

Echa las yemas de huevo en un recipiente amplio y bate enérgicamente con unas varillas. Cuando adquieran un aspecto espumoso, agrega un poco de la leche caliente sin dejar de batir para que las yemas no cuajen. Añade el azúcar y la maicena y sigue trabajando vigorosamente la mezcla con las varillas hasta que todo se integre uniformemente.

Paso 10:

Incorpora muy poco a poco la mezcla de huevos y azúcar al recipiente de leche templada. Durante toda la operación no podrás dejar de batir porque siempre existe el peligro de que las yemas cuajen con la temperatura elevada. Una vez esté todo mezclado, vuelve a colocar el cazo a fuego suave y sigue batiendo hasta que las natillas espesen. No deben hervir en ningún momento.

Paso 11:

Vierte las natillas en una fuente amplia o en recipientes individuales y cúbrelas con galletas. Mételas en la nevera hasta que se enfríen.

Presentación:

Espolvorea canela molida sobre tus natillas con galleta y sírvelas frías. No necesitan nada más.

Sugerencia:

Si no tienes tiempo para hacer las galletas, una opción rápida y muy saludable es recurrir a las galletas maría integrales ricas en fibra de la línea Vital de DIA. ¡Tus natillas con galleta quedarán perfectas!