New York cheesecake
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Internacional, Ocasiones especiales
New York cheesecake
Fácil
31-40
301-500
New York cheesecake
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Queso cremoso (230 gr)
  • Azúcar (60 gr)
  • Huevos (1 ud)
  • Nata para montar (90 gr)
  • Ralladura de limon (1/4 ud)
  • Sal (1 pizca)
  • Galletas (30 gr)
  • Mantequilla (15 gr)
  • Sal (1 pizca)
  • Queso cremoso (460 gr)
  • Azúcar (120 gr)
  • Huevos (2 uds)
  • Nata para montar (180 gr)
  • Ralladura de limon (1/2 ud)
  • Sal (1 pizca)
  • Galletas (60 gr)
  • Mantequilla (30 gr)
  • Sal (1 pizca)
  • Queso cremoso (690 gr)
  • Azúcar (180 gr)
  • Huevos (3 uds)
  • Nata para montar (270 gr)
  • Ralladura de limon (1 ud)
  • Sal (1 pizca)
  • Galletas (90 gr)
  • Mantequilla (45 gr)
  • Sal (1 pizca)
Elaboración

Directa de las mejores pastelerías de Nueva York llega esta receta de la estrella de la respostería norteamericana: el cheesecake. Esta New York cheesecake es cremosa, dulce y adictiva; un auténtico capricho para una tarde golosa o un postre especial.

Paso 1:

Precalienta el horno a 180 °C.

Paso 2:

Pon la mantequilla en un recipiente adecuado para microondas y caliéntala en el mismo hasta que se derrita. Hazlo sin subir demasiado la potencia del electrodoméstico para que la mantequilla no se queme ni salpique por calentarse demasiado de golpe.

Paso 3:

Tritura las galletas con un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa tipo las de congelar con zip y pasando el rodillo de amasar varias veces por encima. Cuando estén molidas, mézclalas con la mantequilla derretida (si las trituras en la bolsa simplemente vierte dentro la mantequilla y mueve la bolsa hasta que quede una pasta homogénea).

Paso 4:

Prepara un molde para tartas desmontable cubriendo de papel sulfurizado o vegetal la base y untando las paredes con un poco de mantequilla. Vierte en el molde la mezcla de galletas y mantequilla y extiéndela hasta cubrir toda l base. Presiona con el dorso de una cuchara para compactar y alisar la galleta. Mete el molde en el horno durante 10 minutos para que la base se dore. Cuando pase ese tiempo, saca el molde del horno, vuelve a cerrar la puerta y baja la temperatura hasta los 170°C.

Paso 5:

Lava el limón cuidadosamente, frotando la cáscara con un cepillo suave para eliminar cualquier resto de cera que pudiera quedar en ella. Sécalo cuidadosamente y ralla la corteza con un rallador afilado hasta obtener la cantidad necesaria.

Paso 6:

Pon en un recipiente el queso cremoso, la nata, el azúcar, la sal, los huevos y la ralladura de limón y bate con unas varillas de mano hasta obtener una crema homogénea (te resultará más sencillo de hacer si todos los ingredientes se encuentran a temperatura ambiente).

Paso 7:

Envuelve el molde en varias capas de papel de aluminio (las suficientes para asegurarte de que no se cuele ni una gota de agua). Vierte con delicadeza la crema de queso sobre la base de galleta y mete el molde así preparado dentro de otro recipiente de horno de tamaño superior. Llena este otro recipiente de agua caliente hasta la mitad del molde de la tarta y mételo todo en el horno a 170°C durante 45 minutos. Cuando transcurra ese tiempo, apaga el horno y deja la tarta dentro una hora más. Después sácala, retira el papel de aluminio y deja enfriar completamente.

Presentación:

Puedes servir tu tarta New York cheesecake tal cual está o aderezarla con fresas, frambuesas, moras, grosellas… un toque ácido y afrutado nunca le vendrá mal.

Sugerencia:

Dale a tu New York cheesecake la textura más cremosa posible empleando una tarrina de queso para untar de DIA.