abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pakoras

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Internacional, Para llevar, Tradicional
Pakoras
+Fácil
20-30
151-300
Pakoras
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Cebolla (1 ud.)
  • Zanahoria (1 ud.)
  • Pimiento verde (medio)
  • Harina de garbanzos o besán (85 gr.)
  • Cilantro (semillas, una pizca)
  • Chile rojo o guindilla (en polvo, una pizca)
  • Garam masala (1 cucharilla)
  • Zumo de limón (una cucharilla)
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen (o de girasol, lo necesario para freír)
  • Cebolla (2 ud.)
  • Zanahoria (2 uds.)
  • Pimiento verde (1 ud.)
  • Harina de garbanzos o besán (170 gr.)
  • Cilantro (semillas, 1 cucharilla)
  • Chile rojo o guindilla (en polvo, media cucharilla)
  • Garam masala (1 cucharada)
  • Zumo de limón (1 cucharada)
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen (o de girasol, lo necesario para freír)
  • Cebolla (3 uds.)
  • Zanahoria (3 uds.)
  • Pimiento verde (uno y medio)
  • Harina de garbanzos o besán (255 gr.)
  • Cilantro (semillas, 1 cucharada)
  • Chile rojo o guindilla (en polvo, 1 cucharilla)
  • Garam masala (1 cucharada colmada)
  • Zumo de limón (2 cucharadas)
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen (o de girasol, lo necesario para freír)
Elaboración

¿Aún no conoces la cocina de Bollywood? La India es un inmenso país que nos regala una gastronomía riquísima que va mucho más allá del pollo tandoori. Esta cocina es, además, un paraíso para los vegetarianos, con platos tan suculentos y apetecibles como estas pakoras. Un delicioso aperitivo o tentempié... una fritura de verduras que en la India a menudo se come por la calle, como un snack.

Paso 1:

Para hacer tus pakoras indias, en primer lugar, pela cebolla y pícala en brunoise, es decir, en cuadritos lo más pequeños que puedas. Por otro lado, lava el pimiento verde, y pícalo también en cuadritos lo más pequeños posibles. Por último, pela la zanahoria y rállala.

Paso 2:

En un mortero, machaca ligeramente las semillas del cilantro para que desprendan más su aroma. Reserva.

Paso 3:

Sobre un bol, tamiza la harina de garbanzos o besán. Tamizar no es más que pasar una harina por un colador de trama fina o tamiz, con el objetivo de que quede más suelta y aireada. Esta técnica se utiliza especialmente en repostería... porque tamizar la harina asegura postres más esponjosos.

Paso 4:

Añade al bol de la harina de garbanzos o besán las semillas del cilantro machacadas, el chile o guindilla en polvo y el garam masala.

Paso 5:

Mezcla bien. Ahora, haz un agujero o un cráter en el centro... como si la harina fuera un volcán. Y añade el zumo de limón y el agua. Ve mezclando poco a poco con la ayuda de una cuchara de madera o lengua de silicona (o incluso con las manos), hasta que tengas un rebozado cremoso. Tiene que quedar una crema espesa... si estuviera demasiado espesa o compacta puedes añadir una pizca más de agua... y si, al contrario, fuera demasiado líquida, incorpora un poco de harina.

Paso 6:

Añade las verduras y mezcla bien todo el conjunto... ¡ya tienes la masa para tus pakoras!

Paso 7:

Acerca una sartén al fuego con abundante aceite. Cuando esté bien caliente, ve echando pequeñas porciones de tu masa de pakoras, ayúdate con una cuchara para darles forma redondita, y para no quemarte al echarlas a la sartén.

Paso 8:

Ve friendo tus pakoras, en pequeñas tandas, para que no se enfríe el aceite, hasta que estén bien doraditas por todos los lados. Escurre sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Presentación:

Sirve tus pakoras recién hechas, bien calentitas, y acompaña con alguna salsa... si te gusta el picante, puedes poner una salsa picante, y si prefieres rebajar el picante que ya de por sí tendrá la pakora, sirve con una o de pepino.

Sugerencia:

El secreto de una buena fritura, sea la que sea, es, en gran medida, el aceite. De modo que no escatimes en este punto a la hora de preparar estas pakoras. Prueba el aceite de oliva virgen extra DIA y verás como obtienes el mejor resultado. Eso sí, si prefieres una fritura más suave, en la que el aceite no aporte su sabor, no dudes en emplear el aceite de girasol DIA... ¡suave y ligero!.

Besan o harina de garbanzo:

El besán es una harina fina hecha con garbanzos molidos. Aquí aún es un ingrediente relativamente desconocido en nuestra cocina… aunque cada vez está más presente en los lineales de los comercios gracias a algunas recetas de la cocina internacional. Y es que, efectivamente, este ingrediente es muy apreciado en algunas cocinas… como en la India, donde es protagonista de multitud de platos.