Pan de albahaca
Receta de: Panes y masas
Plato: Aperitivos y tapas, Tostas y bocadillos
Cocina: Moderna, Ocasiones especiales
Pan de albahaca
Media
50 >
151-300
Pan de albahaca
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Tomates secos (50 gr. )
  • Sal (5 gr. )
  • Pimienta negra (una pizca)
  • Albahaca (hojas frescas, 10 gr. )
  • Harina (floja, 250 gr)
  • Levadura fresca (10 gr. )
  • Agua (100 ml. )
  • Aceite de oliva (25 ml. )
  • Aceitunas negras (opcional, 25 gr. )
  • Tomates secos (100 gr. )
  • Sal (10 gr. )
  • Pimienta negra (una pizca)
  • Albahaca (hojas frescas, 20 gr. )
  • Harina (floja, 500 gr)
  • Levadura fresca (20 gr. )
  • Agua (200 ml. )
  • Aceite de oliva (50 ml. )
  • Aceitunas negras (opcional, 50 gr)
  • Tomates secos (150 gr. )
  • Sal (15 gr. )
  • Pimienta negra (una pizca)
  • Albahaca (hojas frescas, 30 gr. )
  • Harina (floja, 750 gr. )
  • Levadura fresca (30 gr. )
  • Agua (300 ml. )
  • Aceite de oliva (75 ml. )
  • Aceitunas negras (opcional, 75 gr. )
Elaboración

Los cocineros dan cada día la vuelta a recetas tradicionales, y este pan de albahaca es un ejemplo.  Porque el pan es el alimento básico, pero con un par de detalles el equipo de DEMOS LA VUELTA AL DÍA lo hemos transformado en un pan ‘gourmet’. No hay nada mejor que hacer pan uno mismo (el olor en casa, disfrutar del crujiente de un pan casero…) ¡Ponte manos a la obra! También puedes incorporar frutos secos (nueces, pipas peladas de calabaza, semillas de sésamo….), dados de queso o lo que te apetezca. 

Paso 1: 

Sobre una tabla, pica los tomates secos y las hojas de albahaca fresca. También puedes usar aceitunas negras (y en ese caso retira el exceso de líquido y pica de dados muy pequeños). 

Paso 2:

Poner la harina en un bol amplio, haz un hueco en el centro (como si fuera un volcán) y coloca ahí la levadura, la sal y la pimienta, el agua, el aceite y los ingredientes picados. Con una espátula o directamente con las manos une los ingredientes centrales con la harina de alrededor. 

Paso 3: 

Amasa hasta obtener una masa bien integrada y lisa. Tendrás que trabajar con cuidado y paciencia…pero merecerá la pena. 

Paso 4: 

Deja fermentar la masa hasta que doble su volumen: lo ideal es dejar que la levadura trabaje a 21 grados a temperatura ambiente, así que en invierno una buena opción es acercar la masa a una fuente de calor. En verano el proceso será mucho más rápido, aproximadamente una hora. 

Paso 5: 

Desgasifica, es decir, trabaja la masa para eliminar el gas que se ha formado. Para ello es necesario ir golpeando la masa sobre una encimera limpia durante unos minutos. 

Paso 6: 

Divide la masa en dos partes y formar los panes que quieras. Deja fermentar unos 20 minutos (recuerda que cuando trabajes con pan siempre tendrás que hacer dos fermentaciones). Después, apóyalos sobre una placa enharinada y espolvorea con harina adicional. Cocina en el horno precalentado a 180°C unos 30 minutos.

Presentación:

Tenlo siempre a punto: pasa el pan de albahaca unos segundos por el tostador antes de degustarlo para que esté un poco calentito…e irresistible.

Truco: 

Puedes elaborar pan con harinas muy diferentes (centeno, espelta...), y con cada una conseguirás diversas texturas y aromas. 

Sugerencia: 

Si optas por elaborar esta receta con aceitunas, pruebas las de marca DIA en su práctico formato. Provienen de los mejores fabricantes, cuidando cada parte del proceso con controles propios y externos.