Pan de Higos Secos, Nueces y Miel
Receta de: Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Tradicional
Pan de Higos Secos, Nueces y Miel
Media
50 >
151-300
Pan de Higos Secos, Nueces y Miel
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina
  • Agua
  • Levadura de panadería
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Miel
  • Higos
  • Nueces
  • Harina (de fuerza de trigo, 500 gr. )
  • Agua (300 ml. )
  • Levadura de panadería (seca, 1 sobre)
  • Sal (10 gr. )
  • Aceite de oliva vírgen extra (1 cucharita)
  • Miel (o similar, 3 cucharadas)
  • Higos (secos, 75 gr. )
  • Nueces (peladas, 75 gr. )
  • Harina
  • Agua
  • Levadura de panadería
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Miel
  • Higos
  • Nueces
Elaboración

Disolvemos la levadura y la miel en el agua. Ponemos en un bol todos los ingredientes y amasamos hasta que podamos volcar sobre una superficie y seguir amasando. Cuando nos quede una masa lisa y elástica, incorporamos los frutos secos y amasamos un minuto más. Hacemos una bola y dejamos reposar en un bol limpio tapado hasta que doble su volumen. Para ahorrarnos el amasado a mano también podemos usar la panificadora. En ese caso, ponemos todos los ingredientes, programa masa y la máquina amasará y dará el primer levado. Nuestra panificadora pita cuando la masa está preparada para incorporar ingredientes como frutos secos, semillas, aceitunas,... a la masa y le da un pequeño amasado, muy suave para no triturarlos. En los dos casos, sacamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y desgasificamos la masa. Boleamos dando la forma deseada, en nuestro caso de hogaza. Dejamos reposar de nuevo de hora y media a dos horas en un banetón o en un bol grande que habremos cubierto con un paño de lino bien enharinado. Tapamos bien la masa y evitamos ponerla cerca de corrientes de aire. Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 250 grados y volcamos con mucha suavidad la masa sobre la bandeja de horno. En el horno, después de los primeros 10 min bajamos la temperatura del horno a 190 grados, y seguimos horneando unos 50 min más aproximadamente (si hemos optado por dividir la masa en piezas pequeñas deberemos reducir el tiempo de horneado). Sabremos que el pan está perfectamente cocido si al golpear suena como un tambor. Es importantísimo dejar enfriar el pan completamente sobre una rejilla antes de abrirlo.