Pan de jamón serrano y queso semicurado
Receta de: Panes y masas
Plato: Tostas y bocadillos
Cocina: Para llevar, Tradicional
Pan de jamón serrano y queso semicurado
Media
50 >
301-500
€€
Pan de jamón serrano y queso semicurado
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Levadura fresca (10 gr.)
  • Agua (65 ml.)
  • Harina (250 gr.)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Huevos (2 uds. pequeños)
  • Jamón serrano (90 gr.)
  • Aceite de oliva (35 ml.)
  • Queso semicurado (75 gr.)
  • Huevos (1 ud. -para pintar-)
  • Comino (al gusto)
  • Levadura fresca (20 gr.)
  • Agua (125 ml.)
  • Harina (500 gr.)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Huevos (3 uds.)
  • Jamón serrano (175 gr.)
  • Aceite de oliva (70 ml.)
  • Queso semicurado (150 gr.)
  • Huevos (1 ud. -para pintar-)
  • Comino (al gusto)
  • Levadura fresca (30 gr.)
  • Agua (190 ml.)
  • Harina (750 gr.)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Huevos (5 uds.)
  • Jamón serrano (265 gr.)
  • Aceite de oliva (105 ml.)
  • Queso semicurado (225 gr.)
  • Huevos (1 ud. -para pintar-)
  • Comino (al gusto)
Elaboración

Ni un pan sencillo ni un bocata… más bien es las dos cosas a la vez. Ponte el delantal y disponte a amasar… porque este pan te quedará delicioso.

Paso 1:

Disuelve la levadura con agua tibia, en un bol. Reserva.

Paso 2:

Pon la harina en un bol grande y añade la pimienta, la sal y la nuez moscada al gusto, según te gusten más o menos los sabores de las especias. Haz una corona y vuelca en el centro la levadura disuelta, los huevos y el jamón serrano picado.

Paso 3:

Une con las manos, incorporando hacia dentro la harina. Al mismo tiempo ve añadiendo el aceite de oliva, y forma una masa tierna. Ve trabajando esta mezcla y amasando hasta que resulte homogénea. Cuando tenga la consistencia deseada, moldeable y suave, dale forma de bollo, cubre con plástico film y un paño. Deja reposar hasta que duplique su volumen inicial.

Paso 4:

Cuando la masa haya duplicado su volumen, lo que ocurrirá en unos 40 minutos o 1 hora aplástalo un poco con las manos. Esta operación se hace para quitar el gas que ha cogido la masa.

Paso 5:

Distribuye el queso cortado en cubitos pequeños entre la masa. Dale un poco de forma o parte tu masa en varios pedazos. Colócalos en un molde cubierto de mantequilla, cubre y deja fermentar hasta que vuelva a duplicar el tamaño.

Paso 6:

Pinta los panes con huevo batido (u unas gotas de agua) y espolvorea con unas cuantas semillas de comino. Mete en el horno, previamente calentado a 180° durante 40 minutos.

Presentación:

Deja reposar el pan unos 30 minutos. En cuanto esté templado… ya lo puedes disfrutar. Gracias a su relleno de jamón y queso, no echarás de menos ningún acompañamiento. ¡Nunca un pan ha estado tan rico él sólo!.

Consejo:

Un pan no debe comerse nunca recién hecho… debe reposar. Cuando está muy caliente, aún no se ha asentado y sigue cocinándose por lo que resulta indigesto. Déjalo reposar al menos 30 minutos… Pasado ese tiempo, aún templado ya lo puedes consumir. Si no lo vas a consumir en el momento, puedes envolverlo en plástico film y guardarlo en la nevera.