Pan de pita
Receta de: Panes y masas
Plato: Aperitivos y tapas, Plato caliente, Plato frío, Tostas y bocadillos
Cocina: Internacional, Ligera, Para llevar, Para niños
Pan de pita
Media
50 >
151-300
Pan de pita
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (de fuerza, 250 gr. )
  • Sal (5 gr. )
  • Levadura fresca (3 gr. )
  • Aceite de oliva (10 ml. )
  • Agua (130 ml. )
  • Harina (de fuerza, 500 gr. )
  • Sal (10 gr. )
  • Levadura fresca (5 gr. )
  • Aceite de oliva (20 ml. )
  • Agua (260 ml. )
  • Harina (de fuerza, 750 gr. )
  • Sal (15 gr. )
  • Levadura fresca (8 gr. )
  • Aceite de oliva (30 ml. )
  • Agua (390 ml. )
Elaboración

Un pan…¿plano? ¡Sí! El pan de pita es todo un clásico en Oriente Medio: su corteza crujiente y la ausencia de miga hace que sea muy fácil de rellenar. En los países donde es típico lo puedes encontrar con salsa picante, relleno de terna y algunas verduras… También en nuestro país, porque es una de esas recetas que ha traspasado fronteras…¡y ha llegado para quedarse! 

Paso 1: 

En un bol grande, coloca la harina con la sal. Mezcla e integra la levadura fresca (desmenuzándola sobre la harina y evitando que entre en contacto con la sal porque la sal inhibe el poder de fermentación de la levadura). Añade también el aceite de oliva y el agua muy poco a poco. Amasa durante al menos 10 minutos hasta obtener una textura lisa y suave.

Paso 2: 

Deja fermentar tu masa hasta que duplique su volumen en el mismo bol y tapada con un plástico. Calcula más o menos media hora. Dependiendo de la temperatura de ambiente. Un truco: la temperatura ideal para que la levadura funcione son 21 grados. 

Paso 3: 

Haz bolas de masa de aproximadamente de 40 g. Espolvorea con harina la mesa o tu superficie de trabajo (habiéndola limpiado previamente). Estira cada bola en forma ovalada con un rodillo de amasar (trata de estirar lo menos posible, -tan solo un movimiento del centro hacia arriba y otro del centro hacia abajo – porque de esta forma se formará dentro del pan esa burbuja tan característica del pan pita. Que nos permitirá rellenar después con lo que más nos guste. 

Paso 4: 

Pon el pan de pita en el horno precalentado entre 200°C a 250°C hasta que se inflen. No los pongas muy amontonados porque al crecer se juntarán y no se harán bien. Enfría sobre un rejilla para que no acumulen humedad. 

Presentación: 

Sirve tu pan de pita mientras esté aún calentito y estará muy sabroso. Puedes acompañarlo simplemente con mantequilla aunque lo mejor es que lo rellenes con lo que más te guste…¡solo necesitarás imaginación! Parte el pan en dos y – con una cuchara – añade , … 

Sugerencia: 

En nuestra receta hemos usado el aceite seleccionado virgen extra marca DIA, que proviene de los mejores fabricantes del país. DIA cuida día tras día el proceso de fabricación para que lo mejor llegue a tu mesa. Si quieres calidad, elige siempre el mejor aceite.