Panini de salami
Receta de: Panes y masas
Plato: Plato caliente
Cocina: Internacional, Moderna, Para niños
Panini de salami
+Fácil
< 20
301-500
Panini de salami
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pan (1/2 baguette)
  • Queso mozzarella (70 gr)
  • Salami (8 rodajas)
  • Tomates (1 ud)
  • Cebolla (1/4 ud)
  • Ajo (1 diente)
  • Orégano
  • Pan (1 baguette)
  • Queso mozzarella (140 gr)
  • Salami (16 rodajas)
  • Tomates (2 uds)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Ajo (1 diente)
  • Orégano
  • Pan (1 y 1/2 baguette)
  • Queso mozzarella (210 gr)
  • Salami (24 rodajas)
  • Tomates (3 uds)
  • Cebolla (1 ud)
  • Ajo (1 diente)
  • Orégano
Elaboración

Estos panini de salami son una cena rápida e irresistible. ¿Hay algo más rico que pan aromatizado con ajo, cubierto de queso fundido y con unas rodajas de suculento embutido por encima?

Paso 1:

Pela el ajo y la cebolla. Parte la cebolla por la mitad y, apoyando la parte plana de la cebolla en la tabla de cocina, córtala en la juliana más fina posible. Debe ser traslúcida y muy ligera. Resérvala.

Paso 2:

Lava los tomates, sécalos cuidadosamente y córtalos en rodajas delgadas con un cuchillo cuyo filo esté muy afilado para que corte la piel a la primera. Reserva las rodajas.

Paso 3:

Ralla el queso con ayuda de un rallador convenientemente afilado. ¡Ten cuidado con los dedos, no los vayas a rallar también! 

Paso 4:

Corta en rodajas muy finitas el salami o la longaniza. Retira la piel y cualquier impureza que pudiera tener.

Paso 5:

Ayúdate de un cuchillo de sierra bien afilado para partir el pan. Lo ideal es escoger pan de baguette, abrirlo por la mitad y cortar según el largo que desees para tus paninis. 

Paso 6:

Corta el diente de ajo crudo por la mitad y frótalo contra la miga del pan para que se impregne de su aroma. Este paso es opcional; si no te gusta el ajo, puedes prescindir de él perfectamente. Y si tienes dudas, no te preocupes: ¡es sólo un toque!

Paso 7:

Dispón las rodajas de tomate encima del pan y distribuye la juliana fina de cebolla por encima. Pon la cantidad que prefieras según tus gustos. Cúbrelo todo con el queso rallado.

Paso 8:

Coloca las rodajas de salami o longaniza encima del queso y mete los panes bajo el grill del horno hasta que el queso se funda.

Presentación:

Sirve los panini de salami recién hechos con un poco de orégano fresco espolvoreado por encima. ¡Deliciosos!

Sugerencia:

Si quieres coronar tus panini de salami con un estupendo embutido prueba a cortar unas rodajas de la longaniza de payés de la línea Delicious. Corta más de las que necesites, porque probablemente la tentación de picar algunas enseguida ¡sea demasiado fuerte!