Pasta con alcachofas
Receta de: Arroces y pastas
Plato: Plato caliente, Plato único, Primer plato
Cocina: Ligera, Para llevar
Pasta con alcachofas
Fácil
< 20
0-150
Pasta con alcachofas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Conchas de pasta (160 gr)
  • Alcachofas (6 uds)
  • Ajo (1 diente)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Albahaca
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Conchas de pasta (320 gr)
  • Alcachofas (12 uds)
  • Ajo (2 dientes)
  • Cebolla (1 ud)
  • Albahaca
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Conchas de pasta (480 gr)
  • Alcachofas (8 uds)
  • Ajo (3 dientes)
  • Cebolla (1 y 1/2 uds)
  • Albahaca
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

¡Otra receta a la vez saludable y sabrosa! Este plato de pasta con alcachofas te aportará fibra, minerales, energía y muchas ganas de repetirlo. Su mayor complicación es pelar las alcachofas, y si sigues nuestra sugerencia… ¡te librarás hasta de eso!

Paso 1:

Prepara un recipiente con agua y zumo de limón recién exprimido. 

Paso 2:

Empieza a pelas las alcachofas retirando las hojas exteriores, más duras. Retira todas las que sean necesarias hasta llegar a una parte más tierna y de un color más brillante y amarillo que el exterior. Con un cuchillo, corta los extremos duros de las hojas así como el final del tallo. Pela entonces el tallo retirándole la capa externa y áspera, así como la unión entre la inflorescencia y el tallo, despojándola de todo resto duro o fibroso. La mejor herramienta será un cuchillo tipo puntilla muy afilado.

Paso 3:

Corta las alcachofas peladas por la mitad, retira todos los pelillos que pudieran tener en el centro y sumérgelas en el agua con limón para que no se ennegrezcan.

Paso 4:

Prepara una olla con abundante agua y ponla a fuego alto. Cuando empiece a hervir, añade un puñado de sal, zumo de limón y las alcachofas peladas. Para evitar que floten y entren en contacto con el aire (y, por tanto, se oxiden), cubre la superficie del agua con papel de cocina, teniendo mucho cuidado de que quede extendido y, por supuesto, de no quemarte. Hierve las alcachofas durante 20 minutos, retira la capa de papel y sácalas del agua y resérvalas.

Paso 5:

Cuece la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Procura que quede al dente, poniéndola bajo el chorro de agua fría tras escurrirla para cortar la cocción.

Paso 6:

Pela y pica en brunoise (es decir, en daditos pequeños) los ajos y la cebolla.

Paso 7:

Deshoja, lava y seca cuidadosamente el perejil y la albahaca. Pica con el cuchillo la mitad de cada uno, reservando la otra mitad como hojas enteras. 

Paso 8:

Pon a calentar aceite de oliva en un sartén al fuego. Saltea los ajos y, cuando empiecen a ponerse dorados, añade la cebolla y rehoga hasta que se ponga transparente. 

Paso 9:

Echa las alcachofas en la sartén y saltéalas hasta que se doren ligeramente. Añade entonces la pasta, pon a punto de sal y pimienta e integra todos los ingredientes de la sartén. Cuando la pasta haya vuelto a calentarse, añade la albahaca y el perejil picados, da un par de vueltas y retira del fuego.

Presentación:

Sirve tu pasta con alcachofas recién hecha. Distribúyela en platos bonitos y decora con las hojas enteras de albahaca y perejil fresco.

Sugerencia:

Si el tiempo te urge, recurre a los corazones de alcachofa extra en conserva de la línea Delicious de DIA para preparar este plato de pasta con alcachofas. Enjuágalos, saltéalos y… deliciosos.