Pasta con salsa de carne
Receta de: Arroces y pastas
Plato: Plato caliente, Plato único
Cocina: Para llevar, Para niños, Tradicional
Pasta con salsa de carne
Fácil
31-40
151-300
Pasta con salsa de carne
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Espagueti o spaghetti (160 gr)
  • Carne picada (200 gr.)
  • Tomate natural triturado (400 gr)
  • Ajo (1 diente)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Pimiento verde (1/2 ud)
  • Zanahoria (1/2 ud)
  • Albahaca
  • Vino blanco (50 ml)
  • Perejil fresco
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Espagueti o spaghetti (320 gr)
  • Carne picada (400 gr.)
  • Tomate natural triturado (800 gr)
  • Ajo (2 dientes)
  • Cebolla (1 ud)
  • Pimiento verde (1 ud)
  • Zanahoria (1 ud)
  • Albahaca
  • Vino blanco (100 ml)
  • Perejil fresco
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Espagueti o spaghetti (480 gr)
  • Carne picada (600 gr.)
  • Tomate natural triturado (1 kg 200 gr)
  • Ajo (3 dientes)
  • Cebolla (2 uds)
  • Pimiento verde (2 uds)
  • Zanahoria (2 uds)
  • Albahaca
  • Vino blanco (150 ml)
  • Perejil fresco
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Plato clásico donde los haya: la socorrida pasta con salsa de carne que tantos almuerzos rápidos ha solucionado. Uno de los más queridos por los niños y de los primeros que se aprenden cuando se empieza a cocinar. Pero eso no significa que sean una receta de segunda ni mucho menos: sigue estos pasos y demuestra que con unos ingredientes tan sencillos y conocidos se puede obtener un auténtico manjar.

Paso 1:

Pela los ajos y córtalos en brunoise, es decir, en cubitos pequeñitos. Haz lo mismo con la cebolla, partiéndola por la mitad y apoyando la parte plana sobre la tabla de cocinar para picarla cómodamente.

Paso 2:

Lava los pimientos, ábrelos, retira los tallos y las semillas y córtalos en cuadraditos apoyando la piel sobre la tabla para que la hoja del cuchillo no resbale.

Paso 3:

Lava las zanahorias, pélalas y rállalas con un rallador o pícalas muy finamente con el cuchillo.

Paso 4:

Pon un poco de aceite de oliva en una sartén al fuego medio alto. Cuando se caliente, echa los ajos y espera a que empiecen a dorarse. Añade entonces la cebolla y saltea hasta que se ponga transparente. En ese momento, agrega los pimientos y la zanahoria rallada y rehoga todas las verduras hasta que estén tiernas.

Paso 5:

Echa la carne picada en la sartén y sepárala con ayuda de una espátula de madera y silicona. Muévela constantemente trabajándola para que se separe en piezas lo más pequeñas posible; cuanto más tiempo y esfuerzo le dediques, mejor textura tendrá tu salsa. 

Paso 6:

Cuando la carne esté cocinada, echa el vino blanco y espera a que reduzca.

Paso 7:

Vierte el tomate triturado sobre el sofrito de verduras y la carne, baja un poco el fuego y cuécelo durante 20 minutos removiendo frecuentemente. Trocea unas hojas de albahaca fresca y agrégalas. Pon a punto de sal y pimienta y, si lo encuentras demasiado ácido, corrige con una pizca de azúcar.

Paso 8:

Cuece la pasta en una olla con abundante agua hirviendo y un puñado de sal. Sigue los tiempos marcados por el fabricante en el envase. Cuando esté al dente, escúrrela y resérvala.

Presentación:

Sirve tu pasta con salsa de carne recién hecha repartiendo los espaguetis en los platos y cubriéndolos con la salsa de tomate y carne. Espolvorea queso parmesano por encima y decora con unas hojas de perejil fresco para dar un toque de viveza y color.

Sugerencia:

Si necesitas ahorrar tiempo como sea, no te preocupes: tu pasta con salsa de carne quedará riquísima si simplemente salteas la carne con un poco de ajo y cebolla y después le echas un bote de tomate frito estilo casero de DIA. En apenas unos minutos conseguirás un plato delicioso.