abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pastel de chocolate y castañas

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina:
Pastel de chocolate y castañas
+Fácil
20-30
€€
Pastel de chocolate y castañas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Si estas buscando el postre perfecto para ofrecer a tus invitados en un acomida de invierno, te aconsejo que hagas este delicioso pastel de chocolate y castañas. Las castañas es un producto otoñal y de invierno, por lo que lo hace perfecto para esta época del año, aunque es fácil disfrutar de él en cualquier momento porque es de lo más apetecible. Engrasamos en primer lugar un molde desmontable con un poco de aceite vegetal y se forra la base con un trozo de papel vegetal o papel de plata. Puede tener la forma que queráis el molde. Ponemos a su vez el horno a calentar a una temperatura de 170º. Ahora empezamos a preparar el pastel. Partimos el chocolate en trocitos pequeños y lo fundimos junto con la mantequilla en un cazo al fuego lento. Por otro lado calentamos en otro cazo las castañas y la leche. Cuando la leche empiece a hervir, pasamos la batidora para hacer una especie de puré. También lo podemos hacer con un pasapuré de forma manual. Separamos los huevos y los mezclamos con las yemas con el azúcar. Añadimos la mezcla de chocolate al igual que el puré de castañas y seguimos mezclando hasta obtener una mezcla uniforme. Ahora montamos las claras de huevo a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla haciendo movimientos envolventes con una espátula y poniendo mucho cuidado. En último lugar vertemos la mezcla en el molde y lo introducimos en el horno durante unos 25 a 30 minutos. Este pastel de chocolate y castañas podemos comerlo de dos formas diferentes, ya sea frio o caliente, por lo que tenemos dos formas de proceder. Si se quiere tomar como postre caliente, se deja durante unos 5 minutos y luego se abre el molde y se traslada el pastel a un plato con mucho cuidado, porque estará algo blando por dentro. Si por el contrario se quiere tomar frio, lo dejamos en el molde hasta que se haya enfriado. Durante ese proceso, la parte interior se endurecerá, quedando más o menos de la forma de un brownie. Lo comas como lo comas, no importa, siempre está delicioso. Está delicioso tanto frio como caliente. Trucos: se pueden utilizar castañas cocidas de bote o comprar peladas y hervir durante media hora en agua.