Patatas bravas
Receta de: Huevos y patatas
Plato: Aperitivos y tapas, Plato caliente
Cocina: Tradicional
Patatas bravas
Fácil
20-30
301-500
Patatas bravas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Patatas (300 gr.)
  • Tomates (250 gr.)
  • Cebolla (media)
  • Pimiento verde (medio)
  • Ajo (medio diente)
  • Cayena (media)
  • Pimentón picante (1 pizca)
  • Sal
  • Azúcar (media cucharilla)
  • Aceite de oliva
  • Patatas (600 gr.)
  • Tomates (500 gr.)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Pimiento verde (1 ud.)
  • Ajo (1 diente)
  • Cayena (media uds.)
  • Pimentón picante (media cucharilla)
  • Sal
  • Azúcar (una cucharilla)
  • Aceite de oliva
  • Patatas (900 gr.)
  • Tomates (750 gr.)
  • Cebolla (una y media)
  • Pimiento verde (uno y medio)
  • Ajo (un diente y medio)
  • Cayena (1 uds.)
  • Pimentón picante (1 cucharilla)
  • Sal
  • Azúcar (una cucharada)
  • Aceite de oliva
Elaboración

Patatas fritas en trozos irregulares y con unas salsa picante por encima… las patatas bravas parecen sencillas, pero cuidado, porque la clave para que este plato, tan típico en los bares de tapas y raciones de algunos barrios de Madrid, esté irresistiblemente bueno… está en su salsa. El pimentón y el tomate son su base… si le coges el punto… triunfarás en cualquier cena o merienda de picoteo informal, ¿te atreves?

Paso 1:

Pela los tomates escaldándolos, que es una cocción muy rápida. Para ello, acerca una olla o cacerola con abundante agua al fuego. Cuando rompa a hervir, introduce los tomates con un corte en forma de cruz en su piel. Apenas hayan pasado unos 30 o 40 segundos, sácalos y corta su cocción enfriándolos bajo el grifo o pasándolos a un bol de agua con hielo. Así, la piel saldrá con toda facilidad, tan solo tirando de ella.

Paso 2:

Pica la cebolla, el pimento y el ajo menudos y ponlos a rehogar en una sartén o cacerola con un buen chorro de aceite.

Paso 3:

Mientras tanto, pica los tomates y retira las pepitas. Por supuesto, ni se te ocurra tirar estas pepitas. Las puedes guardar y reservar para una ensalada u otra preparación.

Paso 4:

Cuando la cebolla, el pimiento y el ajo estén ya bien pochados, pasados unos 7 o 10 minutos, añade el tomate junto a la cayena o guindilla, el azúcar y el pimentón picante. Deja que se cocine bien a fuego suave durante otros 10 minutos, o hasta que el tomate se deshaga. En ese momento, retira esta preparación al vaso de la batidora y tritúralo todo junto. Corrige de sal y y deja que se enfríe un poco tu salsa brava.

Paso 5:

Por otro lado, pela las patatas y pártelas en cubos. Acerca una sartén grande al fuego con abundante aceite caliente, y cuando esté caliente –pero no humeando-, fríe tus patatas en abundante aceite caliente hasta que queden tiernas y doradas. Retíralas a un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y ponles sal al gusto.

Presentación:

Sirve las patatas fritas bien calientes en una fuente, con la salsa brava por encima… y a disfrutar, pero, ¡cuidado que queman!.