Patatas a la boulangère
Receta de: Huevos y patatas
Plato:
Cocina: Tradicional
Patatas a la boulangère
+Fácil
41-50
Patatas a la boulangère
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La guarnición mas internacional que suele acompañar a carnes, pescados, etc., suelen ser las patatas. Dentro de estas, hay muchas maneras de cocinarlas y servirlas junto a los platos. En España, una de las formas más típicas de prepararlas son las papas a la boulangere o a la pandera que estoy segura que todos hemos cocinado y probado y que nos encanta, al menos a mí. Para elaborarlas es muy sencillo y el resultado es buenísimo porque a todos gustan. Primero vamos a pelar las patatas y a cortarlas en rodajas más o menos finas. Las vamos a colocar en un bol con agua fría y as vamos a dejar en remojo durante 15 minutos para quitarles un poco el almidón. Mientras tenemos que pelar las cebollas, cortarlas en juliana (o en aros finos) y remojarlas un par de minutos en agua fría. A continuación nos dispondremos a untar una fuente adecuada para llevar al horno (una pirex, por ejemplo) con un poco de mantequilla. Distribuiremos en el fondo de la misma la mitad de las patatas y la mitad de las cebollas bien escurridas. Las condimentaremos con pimienta, ajo picado y sal a gusto. Seguidamente vamos a colocar una nueva capa de rodajas de patatas con cebollas escurridas previamente. Condimentarlas de nuevo con pimienta, ajo picado y sal a gusto. Colocaremos por encima, de manera esparcida, trocitos de mantequilla. Las bañaremos con vino blanco y un poquito de aceite. Las cocinaremos al horno durante una hora aproximadamente o hasta que queden blanditas. Recomiendo servir las papas a la boulangere o a la panadera calientes y acompañando todo tipo de carnes o pescados. ¡Deliciosas! CONSEJOS: -En esta receta no empleé nuez moscada pero se puede añadir una pizca para condimentarlas. -Si se doran las papas de la superficie sin que se terminen de cocinar las de abajo taparlas con un trozo de papel de plata hasta el final de la cocción. -También suele añadirse un chorrito de caldo de verduras pero en mi receta con el vino y la mantequilla fue suficiente para que queden sabrosas.