Patatas rellenas de jamón y queso
Receta de: Huevos y patatas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Plato único
Cocina: Internacional
Patatas rellenas de jamón y queso
Fácil
< 20
301-500
Patatas rellenas de jamón y queso
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La patata, originaria de América, es uno de los productos más consumidos del mundo. Con el tiempo se ha convertido en un indispensable de la cocina europea, presente en muchos de sus platos. Este tubérculo se puede preparar de muy diversas formas, como acompañamiento o ingrediente principal de un plato. Aquí os traigo una deliciosa receta de patatas rellenas de jamón y queso que os hará realmente disfrutar de este magnífico ingrediente. Se lavan bien las patatas y sin pelar, se introducen en el horno y se asan hasta que queden bien blanditas. Una vez queden en ese punto, se cortan las patatas por la parte superior, un tajo, como si fuera un sombrero y se vacían. El relleno de la patata lo reservamos en un recipiente con un chorrito de aceite y lo dejamos macerar mientras vamos vaciando las patatas restantes, a medida que vamos vaciando, vamos añadiendo el relleno al recipiente y le vamos añadiendo un poquitito de aceite, apenas unas gotas. La idea no es que la patata se empape en aceite, si no que coja la esencia. Es mejor quedarse corto en aceite que pasarse. Hay que tener en cuenta que le pondremos mantequilla en los pasos posteriores, así que no abusar del aceite ahora, usar lo justito. Una vez estén todas las patatas vacías, troceamos el queso y el jamón en taquitos muy pequeños y añadimos los taquitos al relleno de la patata del recipiente, con la ayuda de un tenedor, vamos mezclando los taquitos de jamón y queso con el relleno y vamos aplastando suavemente. Con el relleno ya listo, procederemos a introducir una pequeña porción de mantequilla (como del tamaño de un pistachito, una bolita pequeña) en la base de la patata y vamos metiendo el relleno poco a poco con la ayuda de una cucharita, vamos prensando bien, cuando esté bien rellena (al gusto) se le vuelve a untar con un poco de mantequilla en la parte superior de la patata. Procederemos igual hasta rellenar todas las patatas. Por último, volvemos a introducir en el horno, durante 10-15 minutos más, hasta que queden bien doraditas y servir inmediatamente. CONSEJOS: Si el queso se funde fácilmente, ganarán mucho sabor las patatas rellenas. Yo esta vez he hecho patatas rellenas de jamón y queso, pero si varias estos ingredientes las posibilidades son infinitas. También podemos sustituir el jamón serrano por jamón de pato, convirtiéndolo en un entrante con categoría que gustará mucho.