Pechuga de pollo al horno con verduras
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Cocina: Tradicional
Pechuga de pollo al horno con verduras
+Fácil
31-40
151-300
Pechuga de pollo al horno con verduras
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pollo (pechuga 400 gr)
  • Patatas (300 gr)
  • Zanahoria (1 ud)
  • Tomates cherry (150 gr)
  • Guisantes (4 cucharadas)
  • Manzana (1 ud)
  • Queso parmesano
  • Tomillo
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pollo (pechuga 800 gr)
  • Patatas (600 gr)
  • Zanahoria (2 uds)
  • Tomates cherry (300 gr)
  • Guisantes (8 cucharadas)
  • Manzana (2 uds)
  • Queso parmesano
  • Tomillo
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pollo (pechuga 1 kg 200 gr)
  • Patatas (900 gr)
  • Zanahoria (3 uds)
  • Tomates cherry (450 gr)
  • Guisantes (12 cucharadas)
  • Manzana (3 uds)
  • Queso parmesano
  • Tomillo
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

No hacen falta ingredientes selectos ni una gran pericia en técnicas de cocina para ofrecernos y ofrecer a los demás una comida de diez. Esta sencilla pechuga de pollo al horno con verduras te solucionará una cena completa y, mientras se hornea, puedes aprovechar para hacer otras cosas… o simplemente disfrutar de una buena copa de vino.

Paso 1:

Precalienta el horno a 180°C, así habrá alcanzado la temperatura idónea cuando llegue el momento de introducir las pechugas de pollo y las verduritas variadas.

Paso 2:

Lava cuidadosamente las patatas debajo del chorro de agua del grifo, frotando la piel con un cepillo suave para eliminar cualquier posible resto de tierra. Cuando estén limpias, sécalas y córtalas en gajos. Lava la manzana, ábrela y retírale las semillas y el tallo. Pártela también en gajos. Lava la zanahoria, pélala y córtala en rodajas. Lava los tomates cherry y pártelos por la mitad. Retira los guisantes de la vaina o enjuágalos si son en conserva. Si son guisantes congelados, déjalos reposar unos minutos a temperatura ambiente.

Paso 3:

Limpia las pechugas de pollo retirando todos los desperdicios que pudieran tener con ayuda de una puntilla afilada. Asegúrate de que la carne está a temperatura ambiente antes de entrar en el horno; así que, si ha estado en la nevera, deja que se atempere durante un rato.

Paso 4:

En una bandeja adecuada para horno dispón las patatas, la manzana, la zanahoria, los guisantes, los tomates cherry y las pechugas de pollo. Riégalo todo con un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra, pon a punto de sal y pimienta y espolvorea un poco de tomillo por encima. Mete al horno durante media hora o hasta que la carne y las verduras estén tiernas, jugosas y doradas.

Paso 5:

Saca la pechuga de pollo al horno con verduras y, antes de servir, ralla queso parmesano sobre la carne y remata espolvoreando un poco de pimentón dulce.

Presentación:

Sirve tu pechuga de pollo al horno con verduras recién hecha. Decora con unos brotes verdes para darle un toque vivo y disfrútalas acompañadas de un buen pan.

Sugerencia:

Teniendo en cuenta que los guisantes frescos son complicados de encontrar aún en temporada, no te compliques y recurre a las conservas de guisantes muy finos de DIA. Su sabor y textura armonizarán a la perfección con esta pechuga de pollo al horno con verduras.