abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pestiños - vídeo receta

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Fácil
20-30
301-500
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (75 gr.)
  • Miel (100 gr.)
  • Anís (50 ml.)
  • Mantequilla (1 cucharada)
  • Sal (una pizca)
  • Agua (30 ml.)
  • Azúcar glas (para decorar)
  • Aceite de girasol
  • Harina (150 gr.)
  • Miel (200 gr.)
  • Anís (100 ml.)
  • Mantequilla (2 cucharadas)
  • Sal (una pizca)
  • Agua (60 ml.)
  • Azúcar glas (para decorar)
  • Aceite de girasol
  • Harina (225 gr.)
  • Miel (300 gr.)
  • Anís (150 ml.)
  • Mantequilla (3 cucharadas)
  • Sal (una pizca)
  • Agua (90 ml.)
  • Azúcar glas (para decorar)
  • Aceite de girasol
Elaboración

Son típicos durante los Carnavales y también en Semana Santa, es uno de esos postres llamados ‘de sartén’ y, desde luego, es un clásico entre los clásicos de la repostería española: los pestiños. Se trata de un dulce de origen árabe que fue bautizado como cristiano en los conventos y que ha ido pasando de generación en generación con múltiples y deliciosas variaciones. Si nunca has preparado pestiños en casa… éste es tu momento. ¿Te atreves?

Paso 1:

Tamiza la harina con un cedazo o un colador de malla fina. Échala en un bol amplio y añade la mantequilla en pomada, la mitad de la miel, el anís y la sal y remueve hasta conseguir una masa homogénea. Déjala reposar 15 minutos.

Paso 2:

Enharina la superficie de trabajo y un rodillo y estira la masa con él hasta dejarla muy fina.

Paso 3:

Usa un molde o cortapastas redondo (o el borde de un vaso, ¡mucho más práctico!) para recortar círculos de masa. Estira los círculos todo lo que puedas. Dobla los lados del círculo hacia dentro hasta darle la forma característica del pestiño, parecida a un lazo. Recoge la masa sobrante, compáctala y estírala de nuevo para seguir aprovechándola. Repite el proceso hasta que se termine.

Paso 4:

Pon al fuego una sartén con abundante aceite de girasol o de una variedad suave de oliva, tipo arbequina. Cuando haya alcanzado la temperatura adecuada, comienza a freír los pestiños en tandas pequeñas para mantener la temperatura del aceite. Cuando estén dorados, sácalos con una espumadera y deja que escurran sobre papel de cocina.

Paso 5:

Vierte en un cazo el agua y la mitad de miel que faltaba y caliéntalo hasta que llegue a ebullición. Cuando rompa a hervir, espera 10 minutos y luego retira el cazo.

Presentación:

Al servir los pestiños, báñalos con el almíbar y espolvorea azúcar glas por encima para decorar.

Sugerencia:

A la hora de hacer estos pestiños, ni lo dudes, apuesta por los productos de marca DIA, como la harina, el azúcar o la miel… que son una calidad extraordinaria y dan un resultado fantástico en recetas de repostería