Pieles de patata crujientes con bacón y queso
Receta de: Huevos y patatas
Plato: Aperitivos y tapas, Guarnición, Plato caliente
Cocina: Internacional, Para niños
Pieles de patata crujientes con bacón y queso
+Fácil
20-30
301-500
Pieles de patata crujientes con bacón y queso
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Patatas (4 uds., te tamaño medio)
  • Queso (40 gr.)
  • Bacón o panceta (2 lonchas)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebolleta (1 ud., solo el tallo)
  • Patatas (8 uds., de tamaño medio)
  • Queso (80 gr.)
  • Bacón o panceta (4 lonchas)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebolleta (1 ud., solo el tallo)
  • Patatas (12 uds. de tamaño medio)
  • Queso (120 gr.)
  • Bacón o panceta (6 lonchas)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebolleta (2 uds., solo el tallo)
Elaboración

Puede que eso de comer las mondas de las patatas os suene a épocas pasadas, a tiempos de escasez y hambre, o sencillamente a la comida que se le echa al ganado... pero en los países anglosajones es muy habitual. Se trata de un aperitivo delicioso...Prueba estas pieles de patata crujientes con bacón y queso, ¡te sorprenderá!

pieles de patatas crujientes con bacon y queso

Paso 1:

En primer lugar, lava muy bien las patatas para dejar la piel bien limpia, pero con cuidado de no dañarla. Una vez lavadas, sécalas cuidadosamente con ayuda de un paño limpio o de papel de cocina.

Paso 2:

Si tus patatas son alargadas y no muy anchas, pártelas por la mitad, y si son un poco más grandes, parte trozos... como si fueran medias lunas o barquitas. 

Paso 3:

A continuación, vacía un poco la patata... es decir, retírale la carne con la ayuda de un cuchillo o de un sacabolas, dejando más o menos medio centímetro de carne pegada a la piel. Puede que al principio, hasta que cojas cierta soltura, se te rompan algunas patatas... pero con la práctica ya verás que sencillo es de hacer. Por supuesto, no hay ni que decir que aquí no tiramos nada. Guarda toda la patata que no vas a usar en esta receta y aprovéchala para hacer, por ejemplo, un puré de patatas con el que acompañar una carne o un pescado.

Paso 4:

Coloca las patatas con la pulpa hacia arriba y la piel abajo en la bandeja del horno cubierta con papel vegetal y mete en el horno, que ya estará precalentado a 200° durante 35 o 40 minutos. Dependerá del tamaño de las patatas y de cuánta pulpa de patata tengan.

Paso 5:

Retira la bandeja del horno y adereza las patatas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y sal. Ahora dales la vuelta, es decir, coloca la piel hacia arriba y vuelve a hornear 15 minutos más.

Paso 6:

Pasado este tiempo, saca de nuevo la bandeja y da la vuelta otra vez a las patatas. Ahora la piel está abajo. Pon pimienta negra recién molida en el interior de cada patata e incorpora el queso rallado o en lascas y trocitos pequeños (tiritas o dados) de bacón. No pongas demasiado relleno... que no se trata de hacer unas patatas rellenas, sino unas pieles de patata crujientes con bacón y queso que se puedan comer con las manos como aperitivo. Vuelve a meter en el horno... con el grill encendido. En este caso, 5 o 7 minutos serán suficientes para que el queso se funda y el bacón se tueste un poco. En cuanto las saques, añade por encima unos aritos del tallo de las cebolletas –o cebollino si lo prefieres- para dar un toque fresco y de color a estas pieles de patata crujientes con bacón y queso.

Presentación:

Sirve tus pieles de patata crujientes con bacón y queso recién hechas, en una bonita bandeja y, si quieres, acompañadas de alguna salsa. Se suele poner mayonesa con alguna hierba, o crema agria... ¡un delicioso aperitivo ideal para una cena de picoteo informal... ¡y para comer con la mano!

Sugerencia:

Para hacer esta receta de pieles de patata crujientes con bacón y queso lo ideal es usar patatas nuevas, es decir, las patatas cuando están recién recolectadas. No dudes en acercarte por tu tienda DIA más cercana para elegir esta variedad de patatas. Y aunque las ideales son las patatas nuevas, cuya temporada es marzo, el resto del año también puedes usar patatas normales.

Alternativas:

Esta receta de pieles de patata crujientes con bacón y queso ofrece múltiples oportunidades. Puedes poner el queso que más te guste... más fuerte, más suave... también puedes cambiar el bacón por jamón serrano, o por jamón de york... o las puedes hacer vegetarianas con unas champiñones laminados finitos... ¡lo que más te guste!.