abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Pierna de pavo asada con patatas duquesa

Receta de: Aves
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Moderna, Ocasiones especiales
Pierna de pavo asada con patatas duquesa
Fácil
50 >
151-300
€€
Pierna de pavo asada con patatas duquesa
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pavo (2 contramuslos)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (100 ml.)
  • Naranja (3 uds.)
  • Ajo (3 dientes)
  • Lombarda (un cuarto)
  • Vinagre de vino blanco (1 cucharada)
  • Manzana (un cuarto)
  • Piñones (unos pocos)
  • Patatas (duquesa, congeladas, 6 uds.)
  • Pavo (4 contramuslos)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (200 ml.)
  • Naranja (6 uds.)
  • Ajo (6 dientes)
  • Lombarda (media)
  • Vinagre de vino blanco (2 cucharadas)
  • Manzana (media)
  • Piñones (un puñadito)
  • Patatas (duquesa, congeladas, 12 uds.)
  • Pavo (6 contramuslos)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Vino blanco (300 ml.)
  • Naranja (9 uds.)
  • Ajo (9 dientes)
  • Lombarda (tres cuartos)
  • Vinagre de vino blanco (3 cucharadas)
  • Manzana (1 ud.)
  • Piñones (un puñado)
  • Patatas (duquesa, congeladas, 18 uds.)
Elaboración

En días de celebración... amplia tu recetario y sorprende a familia y amigos con recetas tan sabrosas, sanas, ricas y fáciles de preparar como esta pierna de pavo asada con patatas duquesa. La hemos acompañado con un rico salteado de lombarda, una verdura de invierno deliciosa... aunque tú puedes buscar otra combinación si lo deseas. Las patatas duquesas suponen una forma diferente de presentar un complemento que gusta a todo el mundo: las patatas. ¡Todo un acierto!.

Paso 1:

Para hacer esta pierna de pavo asada con patatas duquesa, lo primero que debes hacer es limpiar las piernas de pavo de posibles restos de grasa o impurezas. Una vez hecho esto, salpimiéntalas.

Paso 2:

Pon un hilito de aceite de oliva virgen extra en una bandeja apta para el horno. Dispón las piernas de pavo de tal forma de que no se superpongan. Riega con el zumo de naranja recién exprimido y con el vino blanco. Coloca entre los huecos que hayan dejado las patas, unos ajos sin pelar, apenas un poco chascados. 

Paso 3:

Mete en el horno, que ya estará caliente a 200°C  asa entre una hora u hora y media aproximadamente con calor arriba y abajo. A mitad de cocción debes darle la vuelta e ir regando con el caldo por encima para que no reseque. Los últimos quince minutos, enciende el grill para que se tueste la superficie. 

Para la guarnición de lombarda:

Paso 1:

Limpia bien la lombarda de sus hojas exteriores y retira las zonas más feas de fuera así como la parte más dura del tallo. Pica la lombarda en juliana y lávala bajo el chorro de agua fría.

Paso 2:

Acerca una olla amplia al fuego con abundante agua. Cuando rompa a hervir, incorpora el vinagre y sal. Introduce también la lombarda. Cuece hasta que la lombarda esté bien tierna... pero entera. Piensa que no queremos hacer con ella un puré, y aunque debe estar bien cocida, el punto óptimo es que en la boca se mastique... es decir, que esté al dente. Gracias al vinagre, la lombarda no perderá su atractivo color morado. Cuando esté, escurre la lombarda.

Paso 3:

Mientras la lombarda escurre, acerca una sartén al fuego con un chorrito de aceite. Cuando tenga temperatura añade la manzana rallada y los piñones y da una vuelta. Pasado un minuto incorpora la lombarda y sigue cocinando unos minutos hasta que se hayan mezclado bien todos los ingredientes. Reserva.

Para las patatas duquesa:

Como se trata de una guarnición y no vamos a poner más que tres patatas duquesa por comensal, hemos optado por comprarlas ya hechas, congeladas, listas para preparar. Además, vamos a aprovechar que ya estamos usando el horno. Tan solo tendrás que poner papel de horno sobre una bandeja, poner las patatas duquesa directamente, sin descongelar, y asar según las indicaciones del fabricante, por debajo de la fuente de pavo.

Pero, por supuesto, si lo desea, puedes hacer tú mismo estas patatas duquesa. Para cuece patatas con piel hasta que estén muy blanditas, pélalas y chafalas con el tenedor. Incorpora la mantequilla y, cuando esté todo integrado, añade yema de huevo. Mezcla bien y llena la manga pastelera con una boquilla estrellada. Forma tus patatas duquesa y, ¡al horno!

Presentación:

Sirve tu pierna de pavo asada con patatas duquesa inmediatamente, mientras está bien caliente. Acompaña con un poco de lombarda y con 3 o 4 patatas duquesas por comensal.

Sugerencia:

A la hora de elaborar esta pierna de pavo asada con patatas duquesa, no dudes en emplear la patatas duquesa marca DIA. Son ultracongeladas, de forma que puedes tener siempre un paquete en el congelador para improvisar, cualquier día, una guarnición estilosa y diferente.