Piña rellena con arroz y langostinos
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Plato frío, Primer plato
Cocina: Moderna
Piña rellena con arroz y langostinos
+Fácil
< 20
€€
Piña rellena con arroz y langostinos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Hoy os traigo un plato que suelo hacer mucho para Nochebuena o Nochevieja. Este plato lo suelo servir como entrante de la cena, es la piña rellena de arroz y langostinos. Para los que no lo hayáis probado, os diré que el arroz con verduras casa excelentemente con la piña y los langostinos, ingredientes que por sí solos hacen unas de las mezclas de sabores más deliciosas. Animaos a probarlo porque merece la pena. Lo primero que vamos a hacer va a ser poner a cocer el arroz en una cazuela con agua y sal, y un diente de ajo que le da un toque interesante. Cuando esté lo escurrimos y pasamos por agua fría para que pare la cocción. Los langostinos, los compro ya cocidos. Pelar los langostinos y reservar. Partir la piña por la mitad, con cuidado de no romper el troncho. Vaciar la piña, cortando la pulpa en daditos, menos la parte fibrosa que hay que desechar. Dejar la piña bocabajo para que no quede tan mojada por dentro. Ponemos a continuación los trozos de piña en un bol, al que vamos a añadir los langostinos y reservamos. Lavar y cortar la cebolla, la zanahoria y el pimiento y cortarlos en trozos pequeños. Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y añadimos la zanahoria. Lo damos unas vueltas para que se vaya poniendo un poco tierna y añadimos la cebolla y el pimiento, además de los guisantes cocidos. Lo mezclamos y dejamos un par de minutos, ya que queremos que la verdura esté al dente. Tras ese tiempo añadimos el curry, que sofreiremos un poco, para añadir después el arroz cocido, que freiremos con el resto, consiguiendo así que absorba los sabores de los otros ingredientes. Cuando esté listo, lo retiramos del fuego y mezclamos con los langostinos y los trozos de piña que habíamos reservado. A continuación rellenamos con él la piña, y ya lo podemos llevar a la mesa.