Pisto manchego - vídeo receta
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Tradicional
Fácil
41-50
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Cebolla (media o 1 ud. pequeña)
  • Ajo (1 diente)
  • Pimiento rojo (1 ud.)
  • Pimiento verde (1 ud.)
  • Calabacín (1 ud.)
  • Berenjena (1 ud.)
  • Tomate natural triturado (250 gr.)
  • Azúcar (1 cucharilla)
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra (25 ml.)
  • Huevos
  • Cebolla (1 ud., grande o 2 pequeñas)
  • Ajo (2 dientes)
  • Pimiento rojo (2 uds.)
  • Pimiento verde (2 uds.)
  • Calabacín (2 uds.)
  • Berenjena (2 uds.)
  • Tomate natural triturado (500 gr.)
  • Azúcar (1 cucharada)
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra (50 ml.)
  • Huevos
  • Cebolla (2 uds. o 3 uds., pequeñas)
  • Ajo (3 dientes)
  • Pimiento rojo (3 uds.)
  • Pimiento verde (3 uds.)
  • Calabacín (3 uds.)
  • Berenjena (3 uds.)
  • Tomate natural triturado (750 gr.)
  • Azúcar (1 cucharada)
  • Sal
  • Aceite de oliva vírgen extra (75 ml.)
  • Huevos
Elaboración

Atención a este pisto manchego. El origen de este plato está la comida que preparaban los campesinos de la tierra del Quijote, La Mancha, con los productos de la huerta que tenían más a mano. Una receta entonces humilde, pero hoy un verdadero plato gourmet. Porque las verduras de la huerta española son una verdadera joya. Se puede tomar solo, se puede acompañar con un huevo frito, como vamos a hacer en este caso... se puede tomar como guarnición... pero siempre con las mejores verduras cocinadas a su amor.

 

 

 

Paso 1:

Para hacer este pisto manchego, lo primer será preparar nuestra mise en place y preparar todas las verduras. En primer lugar pela la cebolla y pícala en brunoise fina, es decir, en daditos bien menudos. Pela el ajo, pártelo por la mitad para retirarle el germen, responsable de que repita y resulte indigesto a algunas personas.

Lava los pimientos verde y rojo, retira las semillas y pícalos también en dados menudos. Por último, lava el calabacín y la berenjena y pícalo en dados como de un centímetro aproximadamente. Nosotros en este caso hemos optado por dejar con su piel tanto calabacín como berenjena... pero hay gente a la que no le agrada su piel. Si lo prefieres, puedes pelarlos.

Paso 2:

Acerca una olla al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, cuando tenga temperatura, incorpora la cebolla y el ajo. Deja pochar a fuego suave durante 5 minutos. Pasado este tiempo incorpora los pimientos rojo y verde y deja cocinar otros 5 minutos. Por último añade la berenjena y el calabacín. Deja cocinar las verduras, moviendo de vez en cuando durante 10 minutos más.

Paso 3:

Incorpora el tomate natural triturado y deja cocer unos 20 minutos a fuego lento.

Paso 4:

El pisto manchego estará listo cuando veas el tomate se ha reducido y tengas una textura de salsa.

Paso 5:

Prueba y añade azúcar si fuera necesario rectificar de acidez. Por último, pon a punto de sal y pimienta. Reserva.

Paso 6:

Freír los huevos en aceite muy caliente.

Presentación:

Sirve el pisto manchego acompañado de los huevos fritos... y una buena cantidad de pan. Un manjar de los dioses... ¡A disfrutar!.

Sugerencia:

A la hora de hacer este pisto manchego no dudes en acercarte a tu tienda DIA más cercana donde podrás seleccionar tú mismo las mejores verduras, las más tersas y frescas. Además, no dudes en emplear el tomate natural triturado marca DIA, que da un resultado extraordinario.