Pizza con salchichas de viena
Receta de: Panes y masas
Plato: Plato caliente
Cocina: Tradicional
Pizza con salchichas de viena
Fácil
31-40
Pizza con salchichas de viena
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Una cena que hacemos todos los viernes en casa, es pizza casera. Me encanta hacer mi propia pizza y que los mas peques de casa me ayuden a elaborarla porque a ellos les encanta pringarse las manos y cuando se la comen se sienten muy orgullosos de comerse una pizza hecha por ellos mismos. La que más nos gusta, aunque para comer pizza no somos nada delicados, es la pizza con salchichas de Viena ¡Nos encanta! Os voy a decir cómo hacerla y que os quede muy rica, tanto o más que si la hubierais comprado en un establecimiento de pizzas. Elaboración de la masa: En un bol, vamos a verter el agua templada y disolver en ella la levadura. A continuación añadiremos de a poco la harina mezclada con la sal y uniremos los ingredientes con las manos hasta formar una masa. Agregaremos la manteca de cerdo blanda, casi derretida, el aceite de oliva y amasaremos muy bien hasta que se integren a la masa. Vamos a hacer una bola de masa lisa, suave y a dejarla reposar tapada con un repasador hasta que duplique su volumen. Mientras tanto preparar la salsa de tomates naturales. Elaboración de la salsa de tomates naturales: Lo primero que haremos será picar la cebolla finamente y rehogarla en una sartén con aceite de oliva. Aparte, vamos a escaldar los tomates, a quitarles la piel y a picarlos muy pequeñitos. Añadiremos el tomate picado a la sartén con la cebolla y condimentaremos con pimentón, orégano, pimienta, azúcar y sal a gusto. A continuación hay que mezclar la preparación y dejarla cocinar unos 15 minutos a fuego entre mínimo y medio. Una vez que la masa ha leudado, vamos a extenderla finamente en un molde para pizza previamente untada con aceite y a cubrirla con la salsa de tomate. Vamos a hornear la pizza durante 15 minutos. Pasado el tiempo hay que retirarla y esparcir sobre ella el queso mozzarella y por encima rodajitas muy finas de salchicha de viena. De nuevo, la volveremos a cocinar 5 minutos más para que el queso se derrita. Finalmente, hay que retirar la pizza con salchichas de Viena del horno y decorarla con perejil fresco picado esparcido sobre ella. ¡Unas de las pizzas más ricas que jamás he probado!