Pizza de salchichón casera
Receta de: Panes y masas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Internacional, Para llevar, Para niños, Tradicional
Pizza de salchichón casera
Fácil
20-30
301-500
Pizza de salchichón casera
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Harina (113 gr.)
  • Levadura fresca (10 gr.)
  • Azúcar (una pizca)
  • Leche (1 cucharilla)
  • Agua (35 ml.)
  • Sal (una pizca)
  • Aceite de oliva (2 cucharadas)
  • Tomate frito (50 ml.)
  • Salchichón (ibérico, 30 gr. en lonchas)
  • Champiñón (30 gr.)
  • Queso semicurado (rallado, 75 gr.)
  • Pimiento verde (un trozo)
  • Aceitunas negras (deshuesadas, un puñadito)
  • Orégano (al gusto)
  • Harina (225 gr.)
  • Levadura fresca (20 gr.)
  • Azúcar (1 cucharilla)
  • Leche (1 cucharada)
  • Agua (70 ml.)
  • Sal (media cucharilla)
  • Aceite de oliva (4 cucharadas)
  • Tomate frito (100 ml.)
  • Salchichón (ibérico, 60 gr. en lonchas)
  • Champiñón (60 gr.)
  • Queso semicurado (rallado, 150 gr.)
  • Pimiento verde (Un cuarto)
  • Aceitunas negras (deshuesadas, un puñado)
  • Orégano (al gusto)
  • Harina (340 gr.)
  • Levadura fresca (30 gr.)
  • Azúcar (1 cucharilla colmada)
  • Leche (2 cucharadas)
  • Agua (105 ml.)
  • Sal (1 cucharilla)
  • Aceite de oliva (5 cucharadas)
  • Tomate frito (150 ml.)
  • Salchichón (ibérico, 90 gr. en lonchas)
  • Champiñón (90 gr.)
  • Queso semicurado (rallado, 225 gr.)
  • Pimiento verde (medio)
  • Aceitunas negras (deshuesadas, un puñado)
  • Orégano (al gusto)
Elaboración

Si, ya sabemos que la oferta de pizzas preparadas es amplísima… y, además, están riquísimas. Pero… ¿no te apetece preparar tu propia pizza? ¿y hacer la masa con tus propias manos?... No hay cosa más deliciosa que una pizza recién hecha, y nada más gratificante que una masa casera. Así que, mete las manos en la masa para preparar esta pizza de salchichón casera.

Paso 1:

Lo primero que hay que hacer para preparar la masa de pizza es hacer el fermento. Para ello, mezcla en un bol la levadura desmigada, el azúcar, la leche tibia y el agua con la misma temperatura… es decir, no muy caliente, pero sobre todo, que no esté fría. Mezcla para que se disuelva la levadura un poco, y deja fermentar hasta que aparezcan burbujas en la superficie.

Paso 2:

En otro recipiente amplio, como un bol, mezcla la harina, la sal, el aceite de oliva y el fermento que tenías reservado. Mezcla todo bien, trabaja un poco hasta que queden todos los elementos integrados y ve amasando hasta obtener una masa suave y flexible, tienes que conseguir una bola lisa. En ese momento deja descansar tu masa para que crezca.

Paso 3:

Cuando la masa haya duplicado su volumen, cógela y desgasifícala… es decir, aplástala varias veces para que libere los gases que la masa ha acumulado en su interior durante la fermentación.

Paso 4:

Pasado un rato de reposo, estira hasta alcanzar el diámetro y espesor deseados. La mejor manera de hacerlo es con las manos, aunque también puedes ayudarte de un rodillo.

Paso 5:

Mete en el horno precalentado a 180° hasta que estén cocidas… lo que llevará unos 8 o 10 minutos. No se deben dorar demasiado dado que se van a volver a meter en el horno una vez que se ponga la cubierta deseada.

Paso 6:

Mientras tanto, ve cortando en tiras el pimiento verde. Pela un poco los champiñones y pártelos en láminas (esto si has comprado los champiñones frescos… si los has comprado ya enlatados, no tendrás más que abrir la lata y escurrir bien el agua). Pica en aritos las aceitunas negras… y ve preparando el resto de los ingredientes para la cobertura de tu pizza.

Paso 7:

Saca la masa de pizza del horno y cúbrela primero con el tomate frito, luego con el queso rallado. Después ve repartiendo por encima las tiras de pimento, los champiñones y las aceitunas. Termina con las lonchas de salchichón ibérico y con orégano al gusto por encima.

Paso 8:

Vuelve a introducir en el horno. Hornea otros 8 o 10 minutos.

Presentación:

Sirve tu pizza inmediatamente, pártela en porciones… y no te descuides ni un minuto, porque está tan rica, que… ¡vuela!

Sugerencia:

Después del esfuerzo de realizar la masa de tu propia pizza… no escatimes con la cobertura. Utiliza el salchichón ibérico marca DIA, viene en cómodos sobres de 60 gramos con salchichón ibérico ya loncheado. Es de la mejor calidad y aportará el sabor que solo un ibérico le puede dar a tu pizza. También te resultará muy cómodo el queso rallado mezcla especial para pizza marca DIA… es super fundente y gracias a que ya vienen mezclados varios tipos de queso, azul entre ellos, tendrás todo el sabor.

Truco:

Para aligerar tu pizza, y darle un toque de frescura... puedes adornarla una vez que la hayas sacado del horno con alguna hojita verde... por ejemplo de albahaca, o de rúcola... ¡la que más te guste!