Polenta de Queso Parmesano
Receta de: Arroces y pastas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Polenta de Queso Parmesano
Fácil
41-50
Polenta de Queso Parmesano
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Nunca había comido polenta hasta que viaje con mis amigas a Italia y he de decir que salimos todas encantadas. Siempre había acompañado mis comidas con purés de patatas u otras guarniciones parecidas, pero he de decir que desde el momento en que di con esta receta de polenta de queso parmesano pocas son las veces en que no la hago relegando los momentos en que hago las demás a contadas ocasiones. Si no lo habéis comido nunca os aconsejo que la probéis porque merece la pena. Comenzaremos a hacer esta recta por poner unos 600 ml de leche junto con la sal en una cazuela grande hasta que hierva la leche. En ese momento tenemos que ir incorporando poco a poco la harina de maíz, sin dejar de batir continuamente para que no se nos hagan grumos, hasta obtener una mezcla homogénea. Ponemos a continuación a hervir la restante leche junto con 900 ml de agua a fuego alto. Incorporamos la mezcla de agua y leche caliente a la mezcla de harina de maíz. Que no se nos olvide que en ningún momento hay que dejar de batir hasta unificar la mezcla para que no se nos hagan grumos en la polenta. Dejamos que hierva la preparación, a fuego medio, sin dejar de batir. Luego bajamos el fuego. Cocinamos la polenta, removiendo constantemente, durante unos 8 a 10 minutos, o hasta que espese hasta el punto deseado. Agregamos por último el queso parmesano y lo mezclamos bien hasta unificar todos los ingredientes. Entonces ya tendremos lista la polenta de queso parmesano para servir.