Polenta frita en cubitos
Receta de: Panes y masas
Plato: Aperitivos y tapas
Cocina: Tradicional
Polenta frita en cubitos
Fácil
20-30
301-500
Polenta frita en cubitos
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Una de las cosas que más disfruto de viajar es probar los distintos tipos de comida que hay según donde vayas. Cuando estuve en Argentina el año pasado, con un plato de carne me trajeron lo que yo pensaba que eran patatas y resulto ser polenta frita en cubitos. Cuál fue mi sorpresa al ver que estaba deliciosa, tanto es así que me pase todo el viaje pidiéndola. De allí me traje la receta, y así os la enseño a vosotros. Comienzas a hacer esta receta poniendo a hervir agua. Cuando alcanza el hervor, vas tirando la polenta, despacio, para que no se agrume y siempre revolviendo. Algunos usan leche, y otro mitad de leche y agua. Como sea, le agregas la cucharita de sal. Una medida para tener en cuenta es la proporción de 3 de agua por 1 de polenta. Eso sí, siempre tienes que estar revolviendo, preferiblemente con una cuchara de palo. Ya cocida la polenta la extendemos sobre bandejas, no alcanzando un grosor superior a los 2 centímetros. Con un cuchillo vamos marcando cuadritos a lo largo y a lo ancho de unos 2 centímetros. Te quedan unos cubitos de polenta de 2 centímetros de lado. Los dejamos que se enfríen a temperatura ambiente, para que adquieran consistencia, y los fríes en la manteca, no lo hagas durante mucho tiempo, y los sacas con una espumadera y los colocas sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Pones los cubitos en un plato y les aderezas con un poco de sal espolvoreada por encima y si quieres un poco de pimienta. A mí me gusta así sola, pero hay gente que lo baña en salsa de tomate o incluso con queso parmesano. Esta polenta frita también resulta bien como acompañamiento a cualquier plato de pescado o carne, sustituyendo a las ya tan manidas patatas fritas. Es un alternativa interesante. El tipo de polenta que yo uso es el común pero vosotros escogéis el que más os guste, ya que venden ahora unas que son rápidas porque tardan menos en hacerse, pero para mí con la de siempre queda mejor y está más rica.