Polos de frutas
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ligera, Moderna, Ocasiones especiales, Para niños
Polos de frutas
Fácil
50 >
151-300
Polos de frutas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Agua
  • Azúcar
  • Fresas
  • Arándanos
  • Kiwi
  • Melocotón
  • Agua
  • Azúcar
  • Fresas
  • Arándanos
  • Kiwi
  • Melocotón
  • Agua
  • Azúcar
  • Fresas
  • Arándanos
  • Kiwi
  • Melocotón
Elaboración

Estos polos de frutas son fantásticos para cualquier época del año pero ahora en verano apetecen más que nunca. Como ingredientes podemos utilizar nuestras frutas favoritas, aunque siempre es mejor consumir las de temporada, están más ricas y son más sanas y baratas. Para potenciar el sabor de las frutas puedes añadir un poco de zumo de limón o de naranja y si los quieres más dulces, puedes jugar con la cantidad de azúcar.

Paso 1:

Esta receta de polo de frutas es muy fácil de prearar. Pela el kiwi y córtalo en rodajas o en trozos no muy grandes.  Haz lo mismo con el melocotón. Lava las fresas y  quita la parte verde, córtalas en láminas finas. 

Paso 2: 

Lava los arándanos y reserva. 

Paso 3:

Si queires potenciar el sabor de las frutas exprime un limón o una naranja. Reserva el zumo. 

Paso 4:

En un cazo con agua caliente disuelve la cantidad de azúcar que quieras. Esto lo dejamos a tu elección para que crees tu helado más o menos dulce según tus gustos o necesidades. Si recomendarte que no es muy saludable abusar del azúcar, sobre todo debes tenerlo en cuenta si preparas estos polos de frutas para los más pequeños. La idea es que estos polos sean lo más natural y sanos posibles. 

Paso 5:

Rellena los moldes de polos con trozos de frutas alternos sin llegar al borde y rellena con el agua. Si decides utilizar el zumo, no hace falta que eches agua. Simplemente disuelve el azúcar en el agua y listo.

Paso 6:

Mete los moldes en el congelador durante al menos 4 horas. Si no tienes prisa, es mejor dejarles un mínimo de 12 horas para que el polo se forme correctamente. 

Presentación:

Saca los polos del congelador justo antes de servirlos. Si ves que tienes dificultad para sacarlos del molde, pásalos debajo del grifo con un poco de agua caliente verás que saldrán inmediatamente.