Puré verde que te quiero verde
Receta de: Cremas y sopas
Plato:
Cocina:
Puré verde que te quiero verde
+Fácil
20-30
Puré verde que te quiero verde
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Una manera de hacer que mis niños coman verduras es casa, es cocinarlas dentro de otro plato o elaborarlas en forma de crema o puré. Os voy a contar como elaboro yo mi puré de verduras que tanto gusta en casa y al que he titulado: puré verde que te quiero verde. Es muy sencillo y los ingredientes son facilísimos de encontrar en cualquier supermercado y el precio es muy asequible. Para elaborar el puré vamos a comentar por lavar bien todas las verduras. Después pelaremos las zanahorias y las cortaremos en trozos de unos 30 cm. También vamos a cortar el calabacín y la berenjena sin pelarlos en rodajas gordas como de un dedo de ancho, sanearemos un poco el brócoli eliminando el exceso de tallo, pero preferentemente lo dejaremos unidos en un único ramillete o dos, quitaremos la parte verde y las raíces al puerro y cortaremos en trozos de unos 30-40 cm de largo. A continuación vamos a pelar la cebolla y partir en dos o tres trozos dependiendo del tamaño. Para cocer es muy útil usar una red como las de cocer legumbre que os ayudara después a separarlo del caldo rápidamente. Para esta cantidad yo uso dos mayas de cocer garbanzos y la olla súper rápida. Meter las mallas con la verdura en la olla, cubrir de agua y añadir dos cucharadas soperas rasas de sal. Vamos a poner al fuego y cuando empiece a hervir taparemos. Dejaremos aproximadamente durante unos 15-20 minutos a fuego fuerte. Pasado ese tiempo, quitaremos el fuego y dejaremos que la olla despresurice por sí sola. Una vez pueda abrirse, retiraremos las mallas con la verdura reservando el caldo y sin añadir más caldo del que ha absorbido la propia verdura, pasaremos por la batidora hasta obtener un puré fino, probar y rectificaremos de sal. Al no pelar el calabacín os quedara como a mí con pintitas. Yo suelo congelarlo y consumirlo en las dos semanas siguientes. El caldo de cocción también lo congelo en bolsas de medio litro para usarlo después como base de guisos y sopas. Incluso para cocer pasta lo uso en vez de agua y eso si que es enriquecerla. ¡Exquisito mi puré verde que te quiero verde! CONSEJOS: -El uso de las mallas para cocer verduras facilita mucho la tarea.