abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Quiche Lorraine - vídeo receta

Receta de: Panes y masas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Internacional, Tradicional
Fácil
31-40
151-300
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Masa quebrada (media lámina)
  • Bacón o panceta (50 gr.)
  • Nata para cocinar (150 ml.)
  • Huevos (2)
  • Mantequilla (10 gr.)
  • Queso (37 gr.)
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Masa quebrada (1 lámina)
  • Bacón o panceta (100 gr.)
  • Nata para cocinar (300 ml.)
  • Huevos (3)
  • Mantequilla (20 gr.)
  • Queso (75 gr.)
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Masa quebrada (2 láminas)
  • Bacón o panceta (150 gr.)
  • Nata para cocinar (450 ml.)
  • Huevos (5)
  • Mantequilla (30 gr.)
  • Queso (112 gr.)
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Tartas saladas y quiches hay para todos los gustos y de mil y un sabores… pero de todas ellas, la quiche Lorraine es la tarta salada por excelencia. Una especialidad de la cocina francesa perfecta… y es que la combinación de nata, queso y bacón es un trío infalible en la cocina. ¡Pruébala!

Paso 1:

Unta de mantequilla el interior del molde. Extiende la masa quebrada hasta cubrir completamente su fondo y paredes. 

Paso 2:

En un bol casca los huevos y sazona con sal y pimienta negra recién molida. Bátelos hasta que espumen ligeramente. 

Paso 3:

Vierte la nata y agrega un poco de nuez moscada recién molida. Bate con las varillas. Añade el bacón cortado en tiras, el queso rallado y vuelve a batir. 

Paso 4:

Vierte el contenido del bol sobre la masa y arregla los bordes de ésta sobre sí mismos. Hornea durante 15 minutos a 190°C.

Presentación:

Sirve tu quiche Lorraine una vez la hayas desmoldado… está tan rica tibia como fría.

Curiosidad:

La palabra “quiche”, proviene de la palabra alemana “Kuchen”, que significa tarta. La quiche Lorraine es una tarta salada originaria de la región francesa de Lorena, en el noreste de Francia, ya fronterizo con Alemania. Esta receta, con su nombre original, surgió en el siglo XVI, aunque se cree que ya se preparaba en la Edad Media. En su origen, no se rellenaba más que con huevos, nata y, como mucho, queso. El bacón, característico de la receta actual, no llegaría hasta el siglo XIX.

Alternativa:

Una opción para elaborar esta quiche Lorraine es hornear primero la masa sola colocando unos garbanzos secos por encima para que no suba durante 10 minutos, cubierta con papel de aluminio para que no se tueste. Saca del horno, retira los garbanzos, coloca el relleno y vuelve a hornear. Con este truco la masa quedará más crujiente y no se empapará tanto. Sea como sea, opta por la masa quebrada marca DIA, que da un resultado extraordinario.