Rábanos asados con tomillo y laurel
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Plato caliente, Segundo plato, Tostas y bocadillos
Cocina: Ligera, Sin gluten, Tradicional
Rábanos asados con tomillo y laurel
Fácil
20-30
151-300
Rábanos asados con tomillo y laurel
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Rábano (125 gr. )
  • Aceite de oliva
  • Romero (1 ramita)
  • Laurel (1 hoja)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Rábano (350 gr. )
  • Aceite de oliva
  • Romero (1 ramita)
  • Laurel (1 hoja)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Rábano (475 gr. )
  • Aceite de oliva
  • Romero (1 ramita)
  • Laurel (1 hoja)
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Estos rábanos asados con tomillo y laurel pueden ser una opción deliciosa como guarnición para tus carnes y pescados, además de ser una receta sana y muy sabrosa. Si siempre has probado los sábados crudos en ensalada, tienes que probar este plato, porque seguro que te encantará. En realidad el sabor del rábano asado no tiene mucho que ver con su versión en crudo y la mezcla con las hierbas aromáticas le da un toque delicioso. 

Paso 1: 

Pon a precalentar el horno a 180 º C. Después prepara los rábanos:  limpia bien los rábanos y quítale los pelitos y la tierra que puedan tener.  Si son pequeñitos córtalos a la mitad y si son más grandes puedes partirlos en 3 o 4 trozos.

Paso 2: 

Pon los rábanos en una bandeja apta para horno. Con generosidad añade sal y pimienta negra (mucho mejor si está recién molida) e incorpora además las hierbas aromáticas. Nosotros hemos usado romero y laurel, pero tú también puedes añadir otras hierba similares si te apetece. Adereza con un chorrito de aceite de oliva y remueve bien para que el aceite y las hierbas se mezclen bien con todos los rábanos. 

Paso 3: 

Mete tu bandeja al horno una media hora. Antes de sacarla comprueba que los rábanos están bien tiernos. Corrige de sal si es necesario. 

Presentación: 

Puedes disfrutar de estos rábanos asados con tomillo y laurel, tanto en frío como en caliente, y recuerda que te servirán para acompañar platos de carne o pueden ser los protagonistas en una tosta con queso cremoso, por ejemplo. Seguro que con un poco de imaginación, los puedes incorporar en muchas recetas. 

Sugerencia:

En tus ensaladas, aderezos, en cremas y salsas…el aceite de oliva es fundamental, por eso hoy queremos recomendarte el que a nosotros mejor nos funciona: el aceite de oliva virgen extra DIA, seleccionado de los mejores productores. Un aceite de alta calidad sometido a multitud de controles para asegurar que solo lo mejor llega a tu mesa.