Ragú de berenjena
Receta de: Verduras y frutas
Plato: Guarnición, Plato caliente, Plato único, Primer plato
Cocina: Ligera, Para llevar
Ragú de berenjena
Fácil
31-40
151-300
Ragú de berenjena
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Berenjena (1 ud)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Pimiento verde (1/2 ud)
  • Zanahoria (1 ud)
  • Tomates (200 gr)
  • Patatas (1 ud)
  • Vino blanco (50 ml)
  • Caldo de verduras (150 ml)
  • Azafrán
  • Pimentón dulce
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Berenjena (2 uds)
  • Cebolla (1 ud)
  • Pimiento verde (1 ud)
  • Zanahoria (2 uds)
  • Tomates (400 gr)
  • Patatas (2 uds)
  • Vino blanco (100 ml)
  • Caldo de verduras (300 ml)
  • Azafrán
  • Pimentón dulce
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Berenjena (3 uds)
  • Cebolla (1 y 1/2 ud)
  • Pimiento verde (1 y 1/2 ud)
  • Zanahoria (3 uds)
  • Tomates (600 gr)
  • Patatas (3 uds)
  • Vino blanco (150 ml)
  • Caldo de verduras (450 ml)
  • Azafrán
  • Pimentón dulce
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
Elaboración

Date un descanso de carne y prepara esta receta sana y vegana: ¡un delicioso ragú de berenjena con multitud de verduras! Asar las berenjenas le da a este plato un punto de sabor difícil de conseguir de otra manera pero, si tienes prisa, puedes preparar las berenjenas pinchándolas varias veces, envolviéndolas en papel film y metiéndolas en el microondas unos diez minutos. ¡Ricas y rápidas!

ragu de berenjena

Paso 1:

Precalienta el horno a 180°C. Lava y seca las berenjenas. Pártelas por la mitad longitudinalmente y practica unos cortes en forma de rombo sobre la carne, profundos pero sin llegar a la piel. Mete las berenjenas en el horno y ásalas durante media hora. Una vez estén hechas, sácalas del horno y, en cuanto se atemperen lo suficiente como para manipularlas, retira la carne del interior de la piel. 

Paso 2:

Pela los ajos y pícalos finamente en brunoise, es decir, en daditos muy pequeños. Pela la cebolla, córtala por la mitad, apoya la parte plana sobre la tabla de cocinar y pícala también en brunoise. Lava el pimiento, sécalo, ábrelo, retira el tallo y las semillas y córtalo en cuadraditos, apoyando la parte de la piel sobre la tabla para que el cuchillo no resbale. Lava las zanahorias, pélalas y rállalas con un rallador. 

Paso 3:

Lava y pela las patatas y córtalas en cuadritos pequeños. Lava los tomates, retírales el tallo y practica un corte poco profundo en forma de cruz en su base. Escáldalos en agua hirviendo durante un minuto y trasládalos en seguida a un recipiente de agua con hielo. Cuando se hayan enfriado, pélalos y córtalos en cuadritos.

Paso 4:

Calienta aceite de oliva en una cazuela o una sartén de paredes altas puesta a fuego medio alto. Echa los ajos y, cuando se doren ligeramente, añade la cebolla. Espera hasta que esté transparente y añade entonces el pimiento. Cuando esté tierno, agrega la zanahoria rallada y saltea hasta que se haga.

Paso 5:

Echa las patatas y la carne de la berenjena asada en la cazuela o sartén y rehoga durante un minuto. Después es el momento de añadir los tomates y una pizca de pimentón dulce, sofreír un par de minutos y a continuación verter el vino blanco. Remueve hasta que se evapore el alcohol.

Paso 6:

Tuesta durante unos segundos el azafrán sobre la tapadera caliente de la cazuela, dilúyelo en un vaso con un poquito de caldo y agrégalo al guiso. Vierte el caldo de verduras restante, baja la temperatura a fuego medio bajo y deja cocinar hasta que la patata esté tierna. Ponlo a punto de sal. Si observas que se seca demasiado, añade agua o más caldo.

ragu de berenjena

Presentación:

Cuando tu ragú de berenjena esté listo, sírvelo en cazuelitas individuales o en una fuente central y decóralo con perejil fresco para dar un toque verde y crujiente. 

Sugerencia:

Asegúrale una base sabrosa a tu ragú de berenjena utilizando el caldo de verduras DIA, en brick o en pastillas.