Revuelto de morcilla y setas
Receta de: Carnes, Huevos y patatas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Plato caliente
Cocina: Tradicional
Revuelto de morcilla y setas
Media
< 20
301-500
€€
Revuelto de morcilla y setas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Setas (variadas, 200 gr. congeladas o 300 frescas)
  • Morcilla de arroz (media)
  • Huevos (3 uds.)
  • Piñones (1 cucharada)
  • Perejil fresco (picado, media cucharilla)
  • Aceite de oliva (un chorrito)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Setas (400 gr. congeladas o 600 frescas)
  • Morcilla de arroz (1 ud.)
  • Huevos (5 uds.)
  • Piñones (2 cucharadas)
  • Perejil fresco (picado, 1 cucharilla)
  • Aceite de oliva (un chorrito)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Setas (600 gr. congeladas o 900 frescas)
  • Morcilla de arroz (una y media)
  • Huevos (8 uds.)
  • Piñones (3 cucharadas)
  • Perejil fresco (picado, 2 cucharillas)
  • Aceite de oliva (un chorrito)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
Elaboración

La contundencia de la morcilla y la delicadeza de los piñones dan lugar a combinaciones fabulosas. En esta receta se alían con las setas en uno de los revueltos más ricos de nuestra gastronomía tradicional.

Paso 1:

Limpia las setas (si las has comprado frescas) o descongélalas (si has optado por una bolsa de mezcla de setas congeladas). Y, en ambos casos, córtalas en trozos medianos.

Paso 2:

En una sartén amplia, rehoga las setas a fuego vivo con un chorro de aceite de oliva y sal, para que suelten su agua.

Paso 3:

Saltea la morcilla cortada en rodajas gordas en una olla o cacerola a fuego medio. Lo ideal es quede un poco crujiente por los lados. Cuando estén casi listas, añade las setas y dóralas durante unos segundos.

Paso 4:

Casca los huevos y añádelos tal cual, sin batir ni nada, a la olla de la morcilla y los piñones. Añade un poco de sal y empieza a remover para que se vayan rompiendo.

Paso 5:

Casi inmediatamente, sin que los huevos se hayan cuajado, añade rápidamente las setas.

Paso 6:

Apaga el fuego y sigue removiendo hasta que los huevos se hayan cuajado con el calor de la olla. Rectifica el punto de sal y añade el perejil picado.

Presentación:

Sirve el revuelto inmediatamente, en una fuente grande para ir picando, o bien en pequeñas cazuelas individuales. Para disfrutar aún más de este revuelto, acompáñalo con tostas de pan bien crujientes.